Shame (el vacío de vivir)

“No hables de lo que no viste, ni condenes lo que TÚ NO HAS SENTIDO. Cada uno sabe el dolor que carga, el peso que lleva, las dificultades por las que pasa y las luchas que enfrenta. Todos tenemos NUESTRA propia historia de vida, que no corresponde ser juzgada por quien no la vivió, ni la conoce…”

Desgraciadamente la frase no es mía, pero ante lo dicho poco se puede añadir de lo que cada uno de nosotros arrastra, las cicatrices de las que he hablado, la rabia, la enfermedad silenciosa, la soledad, en el fondo todos somos una pequeña (o gran) bomba emocional a punto de estallar, tan sólo hace falta encontrar un detonante y nuestra existencia estallará sin remedio.

Hoy voy a hablar de cine, del que se cuela a veces entre tanto vengador, fast&furious, comedia intrascendente y españolada inaguantable y/o pedante. Una durísima y hermosa película del año 2011, que muestra de forma descarnada la vaciedad existencial que nos invade, debajo de trajes de diseño, cuerpos diez, trabajos de ensueño y aparentes “vidas perfectas”. A lo mejor después de leer esto todos reconocemos a alguien así de entre los que nos rodean, yo confieso que cuando me miro a veces al espejo veo algún destello de todo esto…

Nuestras vidas “modernas” están hechas de bucles infinitos, costumbres repetitivas, lugares comunes, zonas de confort, etc. Somos animales de costumbres, necesitamos sentirnos apegados a algo conocido, reiterado, familiar. El personaje de Brandon (estupendo Fassbender) vive en un bucle de silencios, miradas de deseo, ausencia total de sentimientos, impostura de diseño, y la más absoluta y desarbolante soledad. TRABAJO Y SEXO, son los único pilares de su vida. Quien alguna vez haya estado libre de pecado que tire la primera piedra.

Maravillosa lección de cine

Entre torres de babel de cristal y acero, en el corazón del mundo “civilizado” reina la intrascendencia, la vaciedad existencial, la falta de valores, la profunda insatisfacción de nuestro mundo actual, vestido con trajes de diseño, de cuerpos cincelados…La noche es el mejor refugio de los que vagan por la vida sin rumbo, bebiéndose la vida en copas de dry martini…

El otro personaje central de la película, Sissy (la absolutamente arrebatadora Carey Mulligan), es un personaje neurótico, que camina al borde del abismo más absoluto, sin ningún rumbo ni anclaje (ni casa, ni trabajo fijo, ni dinero, ni relación estable), es un ser frágil como una cerámica oriental, que pide a gritos que la quieran, que la abracen, que su hermano Brandon le brinde un lugar en su vacío mundo. Nos muestra una relación familiar complejísima entre ambos, de dos personajes muy jodidos, en un jodido mundo de diseño y vaciedad. Pero Sissy representa la fragilidad humana desnuda ante el mundo, anhelante de cariño y amor…

La voz de la fragilidad

Aquí dejo que las imágenes del film y la música de fondo lo digan todo, a quien no le diga nada esto, pues que se lo haga mirar…

Lo siento repito clip, aparece en la banda sonora de la película, Chet inmortal

Vamos a perdernos 
Perdidos en los brazos del otro 
Vamos a perdernos 
Y aunque nos pensarán groseros 
Digamos al mundo que estamos en ese estado de ánimo loco. 
Vamos a tacharnos de la lista de todos 
Para celebrar esta noche nos hemos encontrado 
Mm, perdámonos

La canción no está elegida al azar, evidentemente, está integrada maravillosamente en la escena y en la película, enlazando con todo lo dicho, e incluso creo teniendo en cuenta la propia personalidad y jodida trayectoria vital de Chet.

Desgraciadamente, a veces las relaciones familiares son el “campo de batalla” donde nos sentimos más cómodos. Escenario de traumas contenidos (y jamás revelados en la película), de una afectividad impostada, de relaciones familiares como carga que arrastramos, como cárcel en la que nos encierran (esta parte si la he vivido, no con hermanos, con pareja), de incomprensión, de hostilidad a veces no tan soterrada, donde una canción puede ser la rotura de una puerta que estaba cerrada, que esconde dolor y frustración.

Y nos muestra también la imposibilidad de un hombre incapaz de mantener una relación de pareja convencional. Brutal la escena entre Brandon y la compañera de trabajo afroamericana, donde se destapa toda la intrascendencia del personaje, que nos remite a citas textuales de la película “Dos en la carretera” , cuestiones comunes sobre el matrimonio, y las relaciones de pareja, y sobre todo la visión antitética de los dos personajes, el de él de escapar del presente, el de ella de vivir el aquí y ahora el momento (otra vez el Ikigai). Al final él, adicto al sexo, será incapaz de mantener una relación sexual normalizada con su compañera, lo que nos dice muchísimo de lo jodido que está el personaje.

Como dije en otro post, todos somos bombas en potencia que estallamos en un momento determinado, los hermanos estallarán en el penúltimo encuentro entre ellos, y el INFIERNO se abrirá para ambos, de manera antitética, pero igualmente devastadora.

“NO SOMOS MALAS PERSONAS, SÓLO VENIMOS DE UN LUGAR MALO…”

No voy a hacer spoiler del final, no soy tan capullo, pero la película no es fácil, ni agradable, ni te deja con buen cuerpo, sobre todo si te ves reconocido alguna vez en la triste historia de los hermanos.

No forma parte de la banda sonora, pero sí está bien traida por el tema de la película
Al final, la redención no es posible, los traumas no se borran de una vida

Dejo al final el enlace de un estupendo artículo sobre cine y psicología, con un análisis de la película (reconozco que no lo he leído para montar el post).

FRAGILIDAD DEVASTADORA SIN FIN Y SIN REMISIÓN

3 Replies to “Shame (el vacío de vivir)”

  1. Todo cuanto se relaciona con esta película me hace pararme haga lo que haga para leer o ver a qué se refiere. Y es lo que me acaba de ocurrir.

    Esta película fue un hito ya que me abrió el camino de huída de mi cárcel.

    Yo conviví con alguien tóxico como el que narra la película y fue algo que ni las peores películas de terror narran. Desde que supe cómo viven, siento una lástima bestial por este tipo de personas vacías y grises en todos los aspectos porque ni tan siquiera son valientes para enfrentarse a ellos mismos y salir del agujero de dolor en el que viven.

    Soy feliz porque me demostró que si me elogió es porque soy ENORME y le doy las gracias por encumbrarme por encima de lo que ya estaba.

    Y a tí. mi estimado bloguero te “regalo” mi experiencia expresada en este comentario porque creo que estás muy interesado en temas similares. Te seguiré, si me lo permites.

    Era un depredador o vampiro emocional motivado por sus experiencias vitales en la infancia.

    Los depredadores emocionales o vampiros emocionales son grandes actores. Ellos nunca buscarán víctimas débiles, sino que buscarán a las personas más fuertes y más aptas, porque están sedientos de esta energía que anhelan tener y la buscarán en sus víctimas, por ello elegirán a personas que tengan esas características que a ellos les gustaría tener y por ello las envidian, ellos buscarán a personas altamente energéticas, bondadosas, alegres, dadivosas, con fuertes valores espirituales, empáticas, optimistas, con mucha luz… Ellos envidian y anhelan tener estas características que hacen especial a sus víctimas, pero como no las pueden tener o sentir, las eligen en ellas para así poder aspirarlo mediante las víctimas. Es decir, buscarán a esas personas que son capaces de sentir lo que ellos jamás serán capaces de sentir, por ello llegarán a odiar a sus víctimas y necesitarán destruirlas, humillarlas y destrozarlas totalmente. Ellos nunca podrán sentir ningún tipo de sentimiento positivo por nadie, son como cáscaras vacías, no hay absolutamente nada en su interior.

    Un depredador emocional es una persona que no puede tener ningún pensamiento ni sentimiento positivo por nadie, son incapaces de sentir nada bonito, al contrario, siempre tienen celos y resentimientos por esas personas que muestran tener una estabilidad emocional, que son bondadosas, alegres, honestas y que tienen una gran vitalidad, son esas las cualidades que los vampiros emocionales no tienen y por ello necesitan alimentarse de ellas, mediante sus víctimas.

    Un depredador emocional es una persona de un perfil muy normal, será encantador a ojos de todo el mundo, sumamente camaleónico, muy inteligente, carismático, con gran magnetismo, pero nunca será un líder.

    El objetivo de los vampiros emocionales es el desmoronamiento social, moral y psicológico de su presa, ¿por qué? pues muy sencillo, porque se sienten muy inferiores y lo compensan con su arrogancia. Ellos vejan y humillan a su víctima para así absorber todas sus cualidades (confianza, seguridad, alegría, empatía, etc.) por ello son “vampiros energéticos”. Tienen su mente y sus emociones totalmente desconectadas, por lo que como son incapaces de sentir emociones ellos simplemente se limitan a imitar perfectamente las emociones de su víctima, son grandes actores, llorarán si creen que deben de llorar, pero no sienten realmente el sentimiento de tristeza, simplemente es una obra de teatro que hacen para tocar la empática de su presa. Ellos, en su interior, solamente tienen sentimientos negativos como el resentimiento, la rabia, la ira, etc.

    El depredador emocional o el vampiro energético es una persona muy astuta y empezará por buscar y elegir muy bien a su víctima, posteriormente la va a manipular en diferentes fases.

    Posteriormente ellos querrán tomar el control total de de su víctima y de sus decisiones, utilizando el daño emocional y el aislamiento que él mismo ha generado a tu alrededor y sobre esa persona.

    Muchos de estos depredadores emocionales no se quieren y no se respetan ni a sí mismos y llegan a rechazarse. Por ello, se esconden tras una máscara argumentando que tienen una personalidad que no les permite expresar sus sentimientos. Se sienten desorientados, diferentes y muchas veces se victimizan con frases como: mi madre no me daba cariño, mi infancia fue mi triste, mis padres no eran afectivos, etc. Así empiezan a absorber y a generar los cuidados de la víctima, son grandes simuladores.

    Me gusta

  2. Es cierto que los traumas no se pueden eliminar como si de un papel usado se tratara. Ahora bien, quien reconoce y sufre ese trauma y sus consecuencias sí ha de admitirlo y no usarlo como escusa para continuar haciendose la víctima y seguir repitiendo las mismas estretegias constatemente.
    Porque he conocido también yo a personas tóxicas como las que haces referencia y algunas de ellas, no sólo hacen daño sino que se lo hacen a ellas mismas y más aún no sólo no logran lo que desean sino que ellas mismas son sus enemigos más acérrimos.
    A pesar de contar con grandes capacidades personales, se obstinan por querer llamar la atención y utilizar a personas de un nivel inferior para sacar de ellas el combustible para seguir en pie. Pero no hacen sino caer cada vez más bajo ya que caundo quienes lo sufre se vuelven contra ellos, no lo aceptan, ya que su falsa percepción de la realidad les hace creer que les falta el respeto, y no saben qu eso es falso.Lo que ocurre es que la otra persona también quiere espacio y lugar, y el enfermo (porque es un enfermo) obsesionado como está por vengarse de quienes les hicieron daño enla infancia, no para de buscar victimas infelices y buenas que le defraudan una y otra vez. Y seguirán sin ver su error, seguirán considerando una realidad que no existe sino en su mente enferma.
    Pierde el tiempo y su vida, pretendiendo encontrar la persona que le magnifique sin darse cuenta de que nadie lo hará si él pretende que sea una marioneta y no una perosna con los msimos derechos. Entonces, como herramienta para mantenerse, establecerá un ideal pasado que no llegó a ser por alguna razón como modelo de quien sí le entendía. Eso dará pena a otras personas que intentarán comprenderlo y así constatemnte en un círculo vicioso torpe, ridículo, y sin sentido.
    Esta personas enfermas en lugar de intentar apaciguar su dolor, su rabia y su ira buscando nuevas víctimas bienintencionadas debieran usar ese malestar constante para dirigirse a profesionales que le muestren el camino que no es otro que hacerles comprender su visión irreal del mundo que es lo que no les deja ser admirados, y dejar de ser temidos por su comprtamiento cuando descartan de quienes se aprovechan por el tiempo en el que le son fieles porque no le han descubierto en sus maquinaciomes.
    Me dan mucha pena también a mi. Sin embargo, también he conocido personas valientes que han sabido dejarse llevar de quienes le querían (no antes de amargarles la existencia por muchos años) y viven siendo admirados por su valía perfectamente contrastada y no evitando la competencia (como hacía antes)acompañadose de gente más irreleante que ellos. Ese era su truco:engaño a personas impresionables por su sencillez y bondad y me pongo por encima hasta que se hartaba porque no estaba a su nivel.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .