La rabia (Rage against…)

Mi vida es como la imagen de una enorme balanza (como la de la justicia, jajaja que risa la justicia), que bascula entre la sensibilidad y la rabia. Un equilibrio a veces complicado de gestionar, reconozco que soy un pelín desequilibrado (lo siento mamá eso es tuyo), pero todo lo vivido en este casi medio siglo está empezando a equilibrarla (a costa de echarme encima canas y hacerme cicatrices por todos lados), por el bien de mi salud mental y de todos los que me rodean, que cada vez me expresan con más vehemencia lo que me aman (y no me duelen prendas reconocerlo).

Pero la de hoy es una historia de rabia, de lo que ha supuesto en mi vida, de la que compartí con mi amigo Javi (al que cada vez echo más de menos, y prometo que volverá a mi vida), de risas, de borracheras, de juergas sin fin por Granada, de caminar por el filo de la navaja, él que me enseño toda la rabia que ha movido a una parte de mi generación, pero la rabia que nos ha ayudado a sobrevivir, a madurar, a encontrar un lugar en el mundo. De todo puede extraerse una enseñanza positiva, pero de la rabia ya sólo me queda el recuerdo, nada más…

Si quien después de leerme en más de 60 post, ha llegado a formarse una imagen de mí de ñoño y blandito se equivoca. Nosotros no llegamos al mayo del 68, somos una generación que de alguna manera creció con la rabia, por tener un pié en cada época. A mi amigo lo llamábamos Javi Heavy, iba de duro, de antisistema, de broncas, que corría insultando a los municipales y con una enormes ganas de joder al mundo y al sistema, pero tenía un corazón que no le cabía en el pecho, yo le hice unos años de fiel escudero, alguna vez le tuve que poner la cordura al asunto, y también lo tuve que sacar de algún embrollo complicado. Y en alguna ocasión también él me tuvo que aguantar a mí mis paranoias, no he sido un santo tampoco….

Javi era de una familia trabajadora, yo algo más acomodado, él lo llevaba con orgullo y ha sido un currante toda su vida, pero cuando llegaba la noche se transformaba, las copas y algún que otro condimento. También tuvo alguna pareja que casi le siguió hasta el infierno, y yo casi detrás también pero para recoger los trozos. Al final a él también le rompieron el corazón, y el achuchón lo aguanté yo como pude, Granada nunca tuvo límites ni horarios para nosotros, pero sobrevivimos…

Mi rabia la alimentaron mis frustraciones y traumas personales, algunos de los que ya he hablado, el acoso en tiempos en los que no estaba de moda, mi carácter endemoniado y sin freno a veces, mi inseguridad ante la vida, mi timidez enfermiza, el día en que me partieron el corazón (que ya he contado), ese fue el combustible de mi rabia, de mi desazón, y mi autodestrucción….Nada fuera de lo común la verdad, pero era mi “propio infierno personal”….

Para Javi y para mí estos eran nuestro héroes….Muy normales no éramos la verdad….

Los conciertos de Los Planetas eran nuestra liturgia existencial….Granada, Jaén, Córdoba…..Y los golpes de Erik a la batería, los que nosotros les dábamos a la cordura y la corrección…

“…Que tengas que decir que no me quieres ver / y es imposible que hayas olvidado / lo que los dos podíamos hacer…”

Nosotros también buscábamos nuestra “Gran salida” a la vida, a golpe de copas, música, y ganas de acabar con el mundo…..

Fuimos dos marcianos que cayeron a la tierra cuando ya nadie creía en extraterrestres, pero lo llevamos con mucho orgullo la verdad…

La rabia nos enseñó a manejarnos en este jodido “Mundo Perfecto”, al final caímos en la corriente de la vida, como la gran mayoría, pero también forma parte del palacio de la memoria. Con los años he aprendido que la rabia bien canalizada es un potente estimulante, para demostrarle al mundo que se puede vivir sin ser un mediocre, que aquellos que fuimos denostados, insultados y vejados hemos sobrevivido, que las heridas nos han hecho más fuertes, que la rabia también es sentirse vivo (y hasta te puedes sacar una carrera del tirón eh querida amiga?)….El secreto es no ahogarse en ella, aprender a nadar, y apretar los dientes, aunque a veces te los destroces de tanto apretar.

“Enfadarse es muy fácil, lo difícil es cabrearse en el momento adecuado, con la persona adecuada, en un grado adecuado, y con un objetivo claro”

Y por supuesto no hacer de la RABIA tu modus vivendi

Dedicada a tí Javi, amigo mío, allí donde te encuentres
Pero este no es el fin de nuestra RABIA

7 Replies to “La rabia (Rage against…)”

  1. Soy alguien que se ha leído los 60 post más uno y como parece que estás haciendo una especie de análisis retrospectivo en un medio libre por ti mismo calificado, te voy a acompañar con otro.
    Los primeros encuentros con tus escritos fueron alucinantes si los comparo con otros que he seguido. Eran realmente motivadores y sugerentes, evocadores y por encima de todo emocionales en cuanto te presentabas como una persona con ese sufrimiento contenido que expresa el deseo de trascender y de cautivar y de avanzar en un camino difícil con la agravante de hacerlo en la soledad.
    Las referencias, las melodías, las citas, los recuerdos, las percepciones vividas y alguna soñada provocaban emociones muy vívidas y muy elocuentes.
    Luego, poco a poco hubo un pequeño cambio que no freno, para de un día para otro, aparecer un elemento muy distorsionador para el objetivo de los primeros días. Aparece una figura en forma de alegoría (el mar) que se descubre finalmente como humana y femenina. Y a partir de ahí, todo se trastoca un poco.
    De todas forma, dejando de lado esto, ha habido elementos concomitantes: posicionamientos bastantes inflexibles, posición tajante, muestras de una superioridad intelectual. Si primero fue la humildad del que empieza y no busca nada, siguió con el “orgullo y satisfacción” de contar con los seguidores.
    También me ha producido la sensación de que hablas en un tono que difícilmente puede llevar parejo un comentario porque es de una aplastante convicción y nadie osaría poner peros a alguien que transita con tal suficiencia. Pero también parece que estés intentado mostrar a alguien o a muchos lo que estás haciendo con el objetivo de no sé qué cuestión. Más aún cuando ha aparecido esa mujer, entonces de un blog, casi hemos pasado una suerte de Gran Hermano o revista del corazón muy bien escrita que a modo de programa de deportes, nos dieran parte del “minuto y resultado”. Vamos que parecería que en breve aporte sus post esta acompañante en la próxima temporada de envíos, ya cuando pasen las vacaciones.
    Y me has enganchado para ver qué cómo evoluciona esta pareja como si de una serie fuera hasta el punto que miro casi todos los días la página de inicio por si hubiera otro.

    Me gusta

    1. Muy ingeniosa la respuesta. Es verdad que desde fuera es mucho más fácil analizar toda la evolución, que tú muy bien describes. Ya comenté en mis primeros post que el blog surgió como una necesidad terapeútica pura y dura, sin ansia de agradar o sobre todo sentar cátedra. Para mí ha sido el elemento, casi determinante, que me ha ayudado a salir de la depresión. Luego después el modesto seguimiento que ha tenido, que yo esperaba que fuera nulo, me sobrepasó un poco, y al saberme leído si es cierto que en algunos post como que me dirijo a mis seguidores, pero jamás con ansia de adoctrinar, aleccionar o sentar cátedra. Tan sólo muestro mi complejísima personalidad poliédrica, en muchos casos contradictoria, que da bandazos, que es un poco caótica y desequelibrada, y quiere romper algunos convencionalismos (es cierto que casi siempre en mi vida he ido a contra corriente), pero es un espacio de libertad, ya que sobre todo tú has podido manifestar puntos de vista muy contrarios al mío a veces.
      También es cierto que el blog ha ido evolucionando en la manera que lo iba haciendo mi situación vital, sobre todo porque ese elemento “nuevo” apareció de forma totalmente inesperada, pero te puedo decir que el post de ayer domingo será el último en ese sentido. Si eres observador algo del decorado del blog ha vuelto a cambiar, y el tono de los post que vienen volverán al tono más parecido al de los primeros.
      Como siempre, un placer que sigas ahí.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.