Reina Republicana

En las largas semanas del otoño que acaba

Estudié letras puras en mi época del bachillerato, era un auténtico ceporro para cualquier cosa que tuviera que ver con las ciencias. Pero lo de la literatura y las figuras literarias no se me daba mal (vuelvo a husmear por los rincones de mi memoria). Disgresión 1.

Este blog nunca ha sido (ni será) un lugar de opinión o debate, para eso ya está la tontería esa de twiter (dale un rifle a un imbécil y verás lo que hace con él). Toma metáfora en toda la boca. Ni tampoco se trata un reflejo fiel de las noticias, vamos un estar al día hora por hora de lo que sucede en este «jodido» bonito mundo. Disgresión 2.

Hace exactamente nueve días murió alguien que abrió y cerró todos los telediarios de España, y medio mundo hispanohablante. Creo que me referí a esa persona en otro blog, concretamente aquí , y ya como diría el otro. Pues bien le hubiera venido de perlas el título de este blog, que no tiene nada que ver con ella. Sólo diré dos cosas, escribió este libro ubicado en el lugar del que procedo (y que es el único que me he leído suyo, y será el último).

Y segunda cuestión, «tanta paz lleves como descanso dejas»

Continuar leyendo «Reina Republicana»

Intensitos

El Dios «aleatorio» de los caracteres y personalidades, aquel que con un bombo del bingo, iba asignando rasgos de personalidad a diestro y siniestro, tuvo la mala baba de crear un ejército silencioso de poetas en ciernes (siempre en camino de…), culturetas de barra que babean sus penas con dos copazos en el cuerpo, que dan la vara hasta el infinito y más allá a cualquier parroquian@ que tiene la desgracia de cruzarse con ellos, melancólicos, equidistantes, sufridores, y absolutamente un coñazo (y si llevan guitarrita colgada ya es pa´ salir corriendo)…

Continuar leyendo «Intensitos»

Las flechas que nos hieren

Hoy es 11 de septiembre de 2021, y hace 20 años que el mundo despertó del último gran sueño, aquel sobre que la vida y el futuro siempre nos depararán lo mejor, los mejores momentos, oportunidades, o circunstancias. Que la vida será luminosa, justa, hermosa y condescendiente. Pero no es así, nunca ha sido así, y nunca lo será, y después de aquel momento hemos tenido muchas otras oportunidades de comprobar esto que afirmo (guerras, atentados indiscriminados por todo el mundo, fenómenos naturales devastadores, crisis económicas terribles y pandemias de proporciones bíblicas). Hoy toca el reverso de la moneda querid@s lectores…

Continuar leyendo «Las flechas que nos hieren»

Del deporte se sale…(o no?)

Se imaginan la escena? Una persona sana, con estudios, votante de la izquierda (por el que dirán), que echa un polvo el sábado por la noche (como casi todo el mundo), se levanta un día de julio a las 6:30 de la mañana para ver por televisión la final olímpica de tenis de mesa. En serio?

El mundo se está acabando por entregas, como los fascículos de tricotar fácil de Planeta De Agostini, los talibanes han montado otra rave con barra libre de extremismo en Afganistan 20 años después, lo del COVID ya nos parece de telefilme de Antena 3 de un sábado por la tarde (Amor mortal, Fuga mortal, Amiga mortal…, todos los títulos de películas tienen el «apellido» mortal), y de verdad una persona normal pierde 2 horas de sueño de su vida para ver la final olímpica de ping-pong, entre un chino y otro tío con ojos rasgados (de país irreconocible)? Y yo soy el que está mal de la cabeza por hablar del amor no correspondido, la pérdida, la soledad, la muerte, la incomunicación o el vacío existencial. VENGA YAAAAAAAAAAA (eso va por tí amigo Javier, siempre te tengo entre mis oraciones sacrílegas).

Continuar leyendo «Del deporte se sale…(o no?)»

In the Mood for Died

En el año 2000 el director de cine de Hong Kong, Wong Kar-Wai, firmó una de las películas más bellas y fascinantes de lo que llevamos de siglo XXI, «IN THE MOOD FOR LOVE», que en el mercado español se tradujo como «Deseando Amar».

Ya sabe quién me lee asiduamente, que me gusta jugar al despiste. Este post no tiene nada que ver con el cine chino, pero sí con la historia de amor al jazz más triste que nos ofreció la música en la segunda mitad del siglo XX, y su protagonista (probablemente) es el mejor pianista de jazz de la historia, y el más desgraciado…

Continuar leyendo «In the Mood for Died»

Compro lágrimas

Nuestra azarosa vida teledirigida está llena de eslóganes consumistas, «conduzca nuestro coche», «coma nuestra comida», «asegure su vida con nosotros», «beba Coca cola»...Y como decía uno de mi pueblo, «bebo lo que me sale de los huevos».

Por otro lado están los eslóganes impactantes, que nos bombardean por todos lados, pantallas, radio, tv, edificios, autobuses, etc. «Comparte momentos. Comparte la vida (Kodak)», «Me encanta (MacDonald)», «Hacer creer (Sony)», «No puedo decidir (Netflix el bazar chino de las series)», «Despierta a la vida (Nescafé)», «Arriba los pobres del mundo (Podemos, el del chalet de 1 millón de euros)», «Nada es imposible (Adidas)». Para sacarnos la pasta por supuesto que nada es imposible. A propósito de ADIDAS, es un acrónimo de ADI DASLER (Adolf Dassler, el fundador de la marca , de origen alemán, y creo que lo de Adolf era por un heladero que hacía unos helados muy ricos en su pueblo. JAJAJAJAJA, QUE SE MIREN MUCHOS ANTIFASCISTAS LOS PIES ANTES DE SALIR A LA CALLE DICIENDO GILIPOLLECES). Ya ven ustedes queridos lectores, como siempre haciendo amigos….

Continuar leyendo «Compro lágrimas»

The Spring Girl

Obra de Yaroslav Sobol

Por obvio que pueda parecer, dadas las fechas en las que estamos, intentaré no caer en lugares comunes, para eso ya está el Corte Inglés (pobrecito le quedan 2 telediarios). Pero tengo que reconocer que mi carácter intensito y bohemio no casa mucho con la primavera, me va más el otoño, para mí y para la literatura en general creo que da mucho más juego.

Pues la verdad no sé como empezar, pero le voy a tirar un dardo a una usuaria de aplicaciones para «adultos», que ayer me recriminó que utilizaba dicha aplicación para darme publicidad del blog, y me dijo que era muy patético (quizá sea cierto), pero lo cierto es que sigo sintiendo la necesidad terapeútica de seguir volcando mis paranoias en este trozo de espacio digital, y voy a empezar con una patada en el estómago, que es como mejor se empiezan las cosas…

Continuar leyendo «The Spring Girl»

Dejar Marchar

«Más allá de las lágrimas no derramadas y contenidas, más allá del dolor de la pérdida de quién ha formado parte consustancial de tu vida, más allá de la desesperación y el silencio de la partida, más allá está el desgarro existencial que nos rompe por la mitad, que nos hace sentirnos jodidamente humanos y vulnerables. Pero hay que seguir caminando, aunque sea arrastrando el alma por todas las esquinas de nuestro mundo asèptico y herido de muerte, dando dentelladas día a día a la depresión y a la desesperanza. La puta verdad es que no quiero saber lo que hay más allá, pero no me va a quedar más narices que averiguarlo. Pero no lo olvidéis nunca, si alguna vez miráis atrás en vuestro nuevo camino, aquí estaré siempre esperando vuestra vuelta…»

ETERNIDAD

El mayor miedo de un niño de pueblo de apenas 5 años no eran los fantasmas que se esconden entre las sombras, ni las viejas historias de brujas y aparecidos, era la inabarcable idea para su pequeña mente de la ETERNIDAD, del punto de no retorno, de infinitud, y en esas cavilaciones se perdían sus pequeños sueños infantiles sin remedio…

Continuar leyendo «ETERNIDAD»

Tiempo de silencio

A veces la inspiración me coge en el momento menos señalado. Haciendo la cena, o practicando deporte, o trabajando en mi aburrido trabajo, mi cabeza nunca deja de hacer 30 cosas a la vez, es en cierto sentido una condena que arrastro desde bien pequeño. Este post no lo tenía pensado para nada, se me ha ocurrido esta tarde, pero sí reconozco que es la consecuencia natural de un proceso que llevo viviendo varias semanas. Este blog nació, fundamentalmente, como herramienta terapeútica, ya lo he dicho varias veces, y mi situación personal y psicológica ha cambiado mucho en estos últimos 3 meses, tan sólo hay que darse un paseo por el blog.

Como muchas otras veces en mis post, el título no es mío, es de una novela del grandísimo escritor Luis Martín-Santos. La novela fue escrita en 1961, y es un prodigio de narración por las innovaciones formales que incluye, no así por su trama más anodina. Dejo un enlace sobre la crítica de la novela, de la gente de «Un libro al día», ellos sí son unos críticos literarios de raza (es casi el único blog que sigo con cierta regularidad). Pero a qué me refiero con todo esto? Algún lector ya lo habrá intuido…

Continuar leyendo «Tiempo de silencio»