Tiempo de silencio

A veces la inspiración me coge en el momento menos señalado. Haciendo la cena, o practicando deporte, o trabajando en mi aburrido trabajo, mi cabeza nunca deja de hacer 30 cosas a la vez, es en cierto sentido una condena que arrastro desde bien pequeño. Este post no lo tenía pensado para nada, se me ha ocurrido esta tarde, pero sí reconozco que es la consecuencia natural de un proceso que llevo viviendo varias semanas. Este blog nació, fundamentalmente, como herramienta terapeútica, ya lo he dicho varias veces, y mi situación personal y psicológica ha cambiado mucho en estos últimos 3 meses, tan sólo hay que darse un paseo por el blog.

Como muchas otras veces en mis post, el título no es mío, es de una novela del grandísimo escritor Luis Martín-Santos. La novela fue escrita en 1961, y es un prodigio de narración por las innovaciones formales que incluye, no así por su trama más anodina. Dejo un enlace sobre la crítica de la novela, de la gente de “Un libro al día”, ellos sí son unos críticos literarios de raza (es casi el único blog que sigo con cierta regularidad). Pero a qué me refiero con todo esto? Algún lector ya lo habrá intuido…

Leer más “Tiempo de silencio”

Antes del amanecer

Antes de que cerremos los ojos en esta noche, la más larga y oscura de nuestras vidas, apaguemos las pantallas cutres y bobas que nos aturden, busquemos en la profundidad de nuestros corazones heridos, aquella melodía que nos dará la esperanza para encontrar el rumbo de nuestros frágiles destinos.

Esta es la mía...

La canción de Noche Vieja más hermosa

Falsas apariencias

Creo sinceramente, que a lo largo de nuestra vida, en algún momento hemos deseado ser otro, vivir la vida de otros o aparentar al menos que somos otros. He ahí quizás la raíz profunda de tradiciones como la cristiana del Carnaval o la anglosajona de Halloween. Luego están los travestismos, las despedidas de soltero/a temáticas, o ya pasando al mundo de los profesionales, los estafadores, que hacen de su apariencia ficticia una nueva identidad para engañar a otros con afán de lucro.

Pero, sinceramente, en el último post del año no me quiero poner para nada trascendente, sólo trataré de sorprender, de demostrar que esta costumbre de ser quien no somos, es más común de lo que pensamos, o tal vez sea que en el fondo somos tan complejos que queremos vivir varias vidas en una sola (aunque sea un valle de lágrimas, je, je, je). Yo también vivo detrás de una máscara, y me gusta ocultar mi verdadera identidad, o es que soy tan complejo que no soy capaz de conformarme con una sola máscara, y que mi verdadera cara oculta lo insondable de mi alma como Dorian Grey?…

Leer más “Falsas apariencias”

Solitud 3.0

“…y caminé sin rumbo entre la multitud de las ciudades sin nombre, y me bebí la vida a tragos largos de alcohol sin medida, y deambulé entre noches de fiestas sin fin, y hasta quemé mi propia salud mental, y nunca encontré la paz bajo ninguna bandera, y tan sólo recordé que quería desvanecerme en soledad, como una estrella entre el inmenso firmamento de la noche eterna…” .

“…tan sólo la música lejana de la vida no vivida, y tampoco anhelada, se oía entre las paredes de mi palacio mental…”.

Leer más “Solitud 3.0”

Modern “noir”

“Un amigo le pregunta a otro: ¿Has leído el libro “La crítica de la razón pura” de Kant?. Y el otro le responde: No, ¿han hecho ya la serie?, ya me esperaré a que la hagan”. Perdón por el chiste malo, pero vamos que algo parecido he escuchado más de una vez. Como dice un famoso pensador actual, “la mayoría de la gente no tiene una relación amistosa con los libros”, así que no nos queda más remedio que tirar de la caja tonta, que es la nueva imprenta del siglo XXI.

En las estanterías de mi Palacio de la memoria hay cientos de libros de género negro (policiaco, crimen, etc), yo sí tengo una relación de amistad y hasta de follamigos (uuyy que mal ha sonado eso) con los libros, pero no quito valor al trabajo que se está haciendo en los últimos años en adaptaciones a series de televisión de muchas de las mejores obras de género negro. Vamos a ello….

Leer más “Modern “noir””

Tango 3.0

Como decía San Jack Kerouac “La única gente que me intesa…es la que nunca bosteza y no habla de lugares comunes”, y sobre el tango casi todo el mundo tiene algo que decir. Yo también podría, de hecho me fascina desde que era jovencito, y empecé escuchando el tango más clásico, pero para el baile tengo la misma facilidad que un gato de escayola.

Ya he prometido varias veces dedicarle varios post a esta música, que para mí es mucho más que una música, y hoy es el día apropiado para empezar, ya que en 1977 se instauró el día 11 de diciembre como el DÍA NACIONAL DEL TANGO, en honor a dos mostruos sagrados de este género, Carlos Gardel del que no hay nada que comentar, y Julio Caro, compositor, instrumentista y director de orquesta, ambos de la primera época del tango, conocidad como la Vieja Guardia, y debido a que ambos nacieron tal día como hoy. Un día haré un post contando lo más básico sobre el tango (épocas, grupos y muchas curiosidades)…

Leer más “Tango 3.0”

Gypsy Jazz

MESTIZAJE. La palabra mestizaje está más manoseado que las tetas de la “difunta” Veneno, pero se ha convertido en las últimas décadas en la bandera del Perroflautismo (gorrita ridícula de excombatiente, pinta de no haberse duchado en un mes, el perro con más pulgas de la perrera, pierceng por kilos, porrito güeno, policía malo, okupación como una obligación moral, y carnet de Podemos aunque el de la coleta gane más pasta que la dueña del Santander).

Hoy rompo una lanza en que el mestizaje, definido por nuestra RAE como “Mezcla de culturas distintas, que da origen a una nueva”. Sólo recordar que algunas de las músicas importantes del mundo, el jazz o el tango, provienen de un fuerte mestizaje multicultural (y tampoco hay que tener que ponerse una camisetita del homófobo y terrorista del Che). Bueno sigo con mi tendencia a hacer amigos.

Leer más “Gypsy Jazz”

Otoño (in my heart)

“…y a través de los ventanales de mi Palacio, perdido entre los confines de mi mente, se cuelan los mil sonidos del fresco viento del otoño de nuestra vida. Afuera todo se ha teñido de colores ocres y rojizos, y los árboles se desnudan tímidamente como los primeros amantes, en silencio y con una timidez enfermiza. Una oleada de sensaciones recorre los cimientos de mi ajada morada, no es tristeza insondable, ni alegría desatada, ni tan siquiera reconozco los brazos de mi amante la depresión, es una mezcla de todo ello, de melancolía, de Saudade, del confort de los recuerdos atesorados e imborrables, y de la sensación de pérdida de lo que se fue para no volver…”

Leer más “Otoño (in my heart)”

¿Originales?

A veces necesito recordar que todo lo que estoy construyendo aquí es mi “Palacio de la Memoria”, el espacio mental donde se atesoran mis recuerdos, vivencias, opiniones, amores, desamores, miedos, filias, fobias, mala baba, etc. Lo digo porque en los últimos días he recibido algunos comentarios a mis post, donde se opina sobre que si falta esto, que si se cambia aquello, que si añade lo de más allá. Vamos a ver amig@s, cuando uno decora “su casa”, aparte de los bien intencionados comentarios de decoración (que personalmente me la bufan), puede hacerlo en el Ikea, el Leroy Merlin, el Corte Inglés, el chino de la esquina, la tienda de segunda mano más “in”, o de la casa de su querida abuela. A buen entendedor pocas palabras bastan, es decir que escribo sobre lo que me sale de los huevos, guste o no guste. Capici?

Y ahora la pregunta, que la vuelvo a traer a la palestra de otro post que ya escribí hace tiempo. ¿De verdad para ser original hay que pintarse el pelo de verde, ponerse un pearcing en la nariz, tatuarse como la puerta de un servicio de tíos, ponerse una bata de boatiné para salir a la calle, subirse los pantalones por encima de los tobillos como si fueras a regar pepinos? ¿Eso es ser originales? Venga ya…..

Leer más “¿Originales?”

Malotas

Veronica Lake / Kim Bassinger (como Veronica Lake)

“Me gustan las mujeres rubias, duras, suaves y llenas de pecados” (Raymond Chandler). Hoy voy a dar un giro de 180 grados tras mi post de ayer, que ciertamente tenía un cierto tufo homofilo (pensarán las mentes adviesas que me espían desde la oscuridad), así que hoy todo será glamour, melenas largas, piernas infinitas y lenguas viperinas, y un emocionadísimo canto a la feminidad en el cine, pero la que cuenta con un punto macarra y puñetero, porque sí, lo reconozco, me gustan malotas, aunque en esa guerra siempre termino perdiendo yo, que soy en el fondo más sensible que el culito de mimosín. Miremos atrás pues, porque en esta cuestión, cualquier tiempo pasado fue infinitamente mejor.

Leer más “Malotas”