La amante solitaria

Sin apenas darme cuenta, sin quererlo tan siquiera, sin ser consciente de ello, hace unos meses “ella” entró en mi vida, de puntillas, en silencio, sin avisar, sin pedir permiso, sin preguntarme nada….

Todos hemos oído hablar a alguien conocido de lo profundamente que te cambia la vida cuando entra en ella. Y es una experiencia profundamente transformadora, como cuando de pequeños, en una caja vacía de cartón de zapatos guardábamos pequeños gusanos de seda, que con el tiempo se convertían en capullos, y luego en mariposas. Así de profunda es la experiencia cuando “ella” entra en tu vida, y como una pequeña brisa te arrastra convirtiéndose paulatinamente en un terrible huracán, que te zarandea, de aturde, te embota, te postra sin más remedio que dejarte atrapar entre sus brazos.

Te coge de la mano, y en silencio te arrastra a su reino, donde nada parece tener importancia, donde nada puede hacerle sombra, donde nadie, excepto tú y “ella” tiene cabida.

Con la inocencia de un niño te dejas llevar, te dejas guiar por “ella“, pero nunca puedes llegar a imaginar que es un camino sin retorno, como en el cuento de Hansel y Gretel que los pájaros comían las migas de pan que los niños iban dejando para encontrar el camino de vuelta. Como cuando trazamos surcos en el agua. Pero cuando llegas a aprenderlo ya es demasiado tarde para dar la vuelta. Tus pisadas en la arena ya las han borrado las olas.

Tan absorvido estaba por su presencia en mi vida, que ni tan siquiera me había molestado en preguntarle su nombre. Había entrado en mi vida, y había llenado cada resquicio libre, y ni tan siquiera sabía como llamarla. Una mañana, pasados varios meses, me desperté aturdido como siempre, extasiado por su presencia, y la estreché con fuerza entre mis brazos, y casi en un susurro le pregunté “dime por favor cual es tu nombre”. Y en la oscuridad de aquella triste mañana escuche una hermosa voz de sirena que me dijo DEPRESIÓN“.

Dedicado a mi “amante solitaria”

3 Replies to “La amante solitaria”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .