Corazón anhelante

“A través de la bruma y del silencio infinito, de aquello que me paraliza, que me atenaza, como el miedo a la nueva vida de un recién nacido, a través de todo ese dolor sordo, de esa sensación que no se puede describir, que pesa tanto como la responsabilidad de vivir, de esa pena que no tiene principio ni fin, así es el viaje más duro que he recorrido en mi vida de adulto”.

Anhelamos lo que no tenemos, o peor aún, anhelamos lo que hemos perdido irremisiblimente, lo que se nos escapó entre los dedos como las arena del tiempo, lo que ya no tiene camino de vuelta, porque las migas que dejamos para saber regresar, se las comieron los pájaros, como en aquel cuento infantil. Porque en el fondo de nuestro corazón todos somos niños asustados que anhelan con volver al lugar en el que nos amaron.

Sigue leyendo “Corazón anhelante”

Blood from nowhere, Irish heart

Invadidos, Esclavizados, Sacrificados, Famélicos, Exiliados, Divididos, Degradados. No se emplea a los Irlandeses, y aún así , sobrevivimos.

“Abro los ojos tras un desvanecimiento, tengo las manos atadas a la espalda, el agua de lluvia me cae sobre la cara, haciéndome ver todo borroso, estoy en un patio gris y sucio, de altos muros, donde apenas entra la luz de un nuevo día, y no recuerdo que día es hoy…Poco a poco distingo a mis compañeros a mi lado, igual que yo, las manos a la espalda y la mirada al suelo… Ruido de fusiles montándose, de botas militares en las piedras del patio, gritos, insultos, rabia, ira, desprecio…Uniformes militares ingleses, como funestos mensajeros de la muerte…Nuestro delito, amar a nuestra patria por encima de nuestra vida…Ruido de disparos, fuego ingles que atraviesa mi cuerpo, y parte mi corazón irlandés en dos…Antes de caer al suelo comprendo que hemos vencido…”

Ya no creo en otra vida, en el más allá, pero si tengo la convicción ardiente de que en otra existencia anterior mi corazón fue Republicano (irlandés), atravesado por una bala inglesa, que guardará el odio contra el opresor más allá del tiempo y del espacio, más allá de la razón y la compasión, que nunca doblará la rodilla ante la Union Jack, que nunca le cantará a una reina, que pervivirá en todos los que nos sucedan, porque aquel día de 1916 ganamos al conquistador, y le demostramos al mundo con sangre, que podíamos doblegar a un imperio, y así lo hicimos, pero el perdón por la humillación recibida durante 700 años, jamás anidará en nuestro corazón…Dios salve a Michael Collins.

Sigue leyendo “Blood from nowhere, Irish heart”

Joker (antihéroe de la infelicidad)

I N M E N S O JOAQUIN PHOENIX

Hoy me subo al carro de los estrenos cinematográficos nacionales (y por si cuela que me pesque google de nuevo, ya explicaré ésto en otro post). Puedo parecer un oportunista pero no lo soy, ya en mi post del 8 de junio “Olvida que has dado para recordar lo recibido”, hacía una referencia a esta película. Y en este post quiero reinvidicar todo aquello de lo que habla esta película, y sobre todo a su inmenso actor (al que voy a descubrir para alguna gente). Muchas cosas le han pasado desde ese 8 de junio a esta película, sobre todo que el día 7 de septiembre le dieron el León de Oro a la mejor película (vamos una tontería de los italianos).

Pero de qué va este post? Fundamentalmente habla sobre la “dictadura de la felicidad” a la que esta sociedad nos está sometiendo de mil maneras, y que como efecto contrario al final produce más desazón, dolor, resentimiento y paranoia, que lo que realmente pretendía. Sinceramente me declaro adepto de este “grupo terrorista de los antifelices”, advierto que no va a ser un post agradable, y el más largo de los que he hecho hasta ahora.

Sigue leyendo “Joker (antihéroe de la infelicidad)”

Raíces

Vuelvo a reconocer que voy a jugar mucho al despiste. Es un ejercicio recurrente en mí, quien se quede sólo en el título o en la foto, se equivoca mucho, y se perderá el jugosísimo contenido del blog. Y si hay alguna gente que pasa de largo, pues la verdad me da igual, tampoco me interesa esa gente que sólo se queda en los titulares, la verdadera esencia de las cosas está detrás de lo aparente, de lo visible, quien no tenga la paciencia o la curiosidad para ver lo que hay más allá es un intrascendente, y aquí no tiene ni un hueco.

Esta foto pertenece a una famosísima serie de los años 70 que recomiendo encarecidamente (se ha hecho otra versión hace unos años, de mucha menor calidad). Yo la ví siendo un niño y me impactó, por la dureza de la misma, sobre la esclavitud en la américa del siglo XIX. Pero sólo me quedo para este blog con el título, RAICES, y de eso va este post, de mis RAICES…

Sigue leyendo “Raíces”

Intrascendente existencialismo para principiantes

Llevo unos cuantas entradas demasiado intenso, y existe el peligro de provocar algún ataque masivo de aburrimiento. Y como soy un blogger aplicado (que está siguiendo al pie de la letra los 10 mandamientos del buen blogger de David Cantone), hoy me voy a aplicar al mandamiento número 9, “Serás tan entretenido y original como puedas”. Bueno lo voy a intentar al menos, por mí que no quede, pero tengo menos gracia que “regalarle a Stevie Wonder una película de cine mundo” (Chiquito de la Calzada dixit, pues empezamos bien la entrada). Y también voy a sacar el látigo para despellejar a algún millenial sobradillo…

Sigue leyendo “Intrascendente existencialismo para principiantes”