Modern Love

Todos creemos saber mucho sobre el amor (pobres de nosotros!!!), porque de alguna manera lo hemos experimentado en nuestra vida. Pues yo con la edad que tengo ya (y las canas que casi no peino), no tengo ni puñetera idea del asunto, como de casi todas las cosas importantes de la vida (que seguridad la mía).

Hoy voy a hablar de una estupenda serie que me han recomendado (gracias señorita listas), muy reciente, muy actual y que nos enseña lo poco que sabemos de las relaciones de amor actuales. El prototipo manido y decimonónico de amor romántico murió hace mucho tiempo, si es que alguna vez existió en realidad. La serie es un escaparate neoyorkino de distintos tipos de relaciones amorosas, y sobre todo es una preciosa declaración de amor a la propia ciudad de Nueva York.

Sigue leyendo “Modern Love”

“Protocultura” del siglo XXI

A veces nos refugiamos en nuestra propia desdicha

“Protos” elemento prefijal de origen griego que entra en la formación de nombres y adjetivos con el sentido de ‘primero’, ‘principal’, ‘superior’, ‘preeminente’. Muchos serían los elementos que podrían configurar esta “cultura principal o preeminente” en el siglo XXI, que lamentablemente no creo que sean los libros (para mí si lo son). Me refiero a la televisión, al boom de las series de televisión, que se han convertido en fenómenos virales mundiales, charletas de todo hipster o choni, de pijos o hippies, hasta de debates en la oficina. Yo que llevo peinando canas desde que tengo menos de 30, ya conocí una época dorada de televisión y de series, pero de las que te obligaban a sentarte delante de la televisión un día y a una hora fijadas en el calendario, hasta que llegó el santo video y rompió con esa tiranía. Hoy las diversas plataformas de streaming, a precios muy razonables la verdad (y lo dice alguien que ha sido un pirata irredento), abren un universo de posibilidades para estar conectados en cualquier rincón de este pequeño gran planeta. Pero aviso, no me voy a quedar en lo obvio, escarbaré entre tanta saturación de nadería e intrascendencia (abstengase dueños de dragones, colgados estrellados en un avión, bisabuelos de Viky el vikingo, detectives de diseño, etc.)…Pasen y vean.

Sigue leyendo ““Protocultura” del siglo XXI”

Nuestros psicópatas favoritos (cautivos del mal)

dexter morgan graphics GIF

Desgraciadamente existen y son muy reales (asesino de chipre). Pero el cine y la televisión llevan décadas jugando esta mano ganadora, ya que estamos cautivados por la naturaleza del mal, algo en nosotros primigenio y ancestral que nos arrastra a ellos, ya que la iconografía visual nos los ha dibujado como misteriorosos, inteligentes, seductores, cultos, como ángeles de alas negras ocultos entre la humanidad. Pero tristemente la realidad es más cruel y descarnada, y no voy a entrar en ello, sólo hace falta darse una vuelta por internet y terminar asqueada con los casos de los reales psicópatas que están entre nosotros. También hay pues una habitación en el palacio de mi memoria para ellos.

Más información

La generación perdida

Llevamos unos cuantos años a vueltas con el tema de pertenecer a una generación, que les han puesto nombres, como a los cachorros (que mono). Yo me siento un poco carca, y cuando escucho millennial, baby boomer, x, z, y… (joder parece una clase de matemáticas). Es que al parecer el sentimiento de pertenecer a una generación determinada, te marca casi como si pertenecieses a una familia de mafiosos (los bonanno, los gambino, los genovese). En todos los medios actuales se repite machaconamente millennial, como los enviados por el altísimo a salvar nuestro mundo (o a terminar de cargárselo del todo). Bueno pues un día decidí averiguar a que generación pertenecía, a la X (no es ninguna broma de salido) que son aquellos nacidos entre 1969 y 1980. Y para mi sorpresa pertenezco a la misma generación que estos tipos de arriba (¿que no los conocéis?), no hay problema os los presento (lo de la X va a traer bastante cola).

Sigue leyendo “La generación perdida”

El detective perdido en la oscuridad

Hay personas luminosas cuyo objetivo en la vida es alumbrar a los demás. Pero hay también personas que se han decidido a cargar sobre su espalda la responsabilidad de rebuscar entre la oscuridad, y limpiar el mal y la podredumbre de cada resquicio donde se ocultan aquellas bestias sin alma.

“Caminaba entre las brumas de otra jodida mañana londinense, a grandes zancadas, con las manos en los bolsillos, la mirada perdida, los ojos enrojecidos por la falta de sueño, la corbata floja y la camisa arrugada, el abrigo ajado y oliendo a toda la podredumbre de esta maldita ciudad. Medía casi un metro noventa y llevaba una semana sin afeitarse, y casi el mismo tiempo sin ducharse. Se acercó a la escena del crimen, fijo los ojos en el pingajo sanguinolento que había sido una chica de 14 años, apretó la mandíbula, y levantó los hombros, dispuesto a echarse sobre ellos otro peso insoportable para cualquiera de nosotros, pero él era el inspector John Luther …”

Sigue leyendo “El detective perdido en la oscuridad”

Lost Men

Soñaba con ser querido….sólo en mi habitación comiéndome una chocolatina, sintiéndome como un chaval normal…y era lo único dulce de mi vida.”

Así comienza Don Draper a quitarse la armadura en la que ha estado parapetado toda su vida, ante todos en el último episodio de su 6ª temporada.

Sigue leyendo “Lost Men”

El hombre en el castillo (no es lo que parece)

Reconozco que he jugado al despiste con el nombre de la entrada. The man in the high castle es una novela ucrónica (historia que se desarrolla desde un punto de la historia real, pero con un desarrollo distinto a lo realmente acontecido) del visionario escritor Philip K. Dick. Desde el año 2015 se emite en Amazon Prime Video una serie que ya va por su tercera temporada. Dejo un trailer para quien no la conozca.

Sigue leyendo “El hombre en el castillo (no es lo que parece)”

El palacio de la memoria

El concepto fue desarrollado en el siglo V AC por Simónides de Ceos, creador de la mnemotecnia, que es el procedimiento de asociación mental para facilitar el recuerdo de algo. En este caso se trata de la creación mental de un espacio físico (castillo, palacio), lleno de estancias, que a su vez están “decoradas” con objetos familiares, vivencias personales, imágenes, aromas, sonidos, etc.

Sigue leyendo “El palacio de la memoria”