La lista (para seguir haciendo amigos)

Para el que ya me vaya conociendo un poco, se habrá dado cuenta que me encanta “hacer amigos” en el jodidamente buen sentido de la palabra, quiero decir el de tocarle las narices a la mayoría del respetable. Ya lo hice hace unos meses con esta entrada.

Esta entrada va a ser cortita, y está sacada de una noticia que, seguramente, pasó desapercibida para mucha gente en su momento. Quiero seguir labrándome mi fama de bocachancla (persona indiscreta, un bocazas), y sobre todo meneando el peral (dígase conciencias bien pensantes y aborregadas). Palos de beisbol bien limpios, y leña al bloger que es de goma. (verás lo que nos vamos a reir)

Sigue leyendo “La lista (para seguir haciendo amigos)”

Música terapeútica

A nadie que haya paseado un poco por este blog se le escapa que, para mí, la música es tan importante como el aire que respiro. Ya he perdido la cuenta de los post que he dedicado a la música. Pero el efecto de la música va más allá de un simple elemento lúdico o de distracción, muchas son las aportaciones científicas que están incidiendo en que la música puede ser un potente agente para producir efectos terapeúticos en las personas, o al menos en algunos de nosotros. Desgraciadamente, el que tenga un odio musical como un ladrillo no podrá disfrutar de este inmenso placer.

Pero hoy me quiero hacer eco de una noticia que apareció en prensa hace unos meses, y que va más allá de la comprensión lógica que tenemos sobre el efecto de la música. Adelante curiosos del mundo, les brindaré una potente arma para su día a día y su bienestar…

Sigue leyendo “Música terapeútica”

El final de la inocencia

A veces la realidad se entrecruza con tu propia vida y parece que te quiere decir algo insistentemente. Me ha sorprendido una noticia en mi móvil con el fallecimiento de la cantante del grupo “Los Fresones Rebeldes”, icono de la música divertida, inocente y sin mayor pretensión que pasarlo bien, de los 90. Este post va dedicado a ella, Inés Bayo. Pero también va entrelazado con algunos acontecimientos que han sucedido en mi vida en estos días, la constatación de que en la edad adulta la inocencia apenas tiene resquicio alguno para florecer. No es un post triste, la verdad que no, más bien nostálgico, agridulce, por lo que se perdió y nunca será, pero está ahí para siempre, por la huella indeleble que ha dejado….Como esta maravillosa canción…

Sigue leyendo “El final de la inocencia”

La rabia (Rage against…)

Mi vida es como la imagen de una enorme balanza (como la de la justicia, jajaja que risa la justicia), que bascula entre la sensibilidad y la rabia. Un equilibrio a veces complicado de gestionar, reconozco que soy un pelín desequilibrado (lo siento mamá eso es tuyo), pero todo lo vivido en este casi medio siglo está empezando a equilibrarla (a costa de echarme encima canas y hacerme cicatrices por todos lados), por el bien de mi salud mental y de todos los que me rodean, que cada vez me expresan con más vehemencia lo que me aman (y no me duelen prendas reconocerlo).

Pero la de hoy es una historia de rabia, de lo que ha supuesto en mi vida, de la que compartí con mi amigo Javi (al que cada vez echo más de menos, y prometo que volverá a mi vida), de risas, de borracheras, de juergas sin fin por Granada, de caminar por el filo de la navaja, él que me enseño toda la rabia que ha movido a una parte de mi generación, pero la rabia que nos ha ayudado a sobrevivir, a madurar, a encontrar un lugar en el mundo. De todo puede extraerse una enseñanza positiva, pero de la rabia ya sólo me queda el recuerdo, nada más…

Sigue leyendo “La rabia (Rage against…)”

How deep is your lo(ve)neliness?

Hay dos actitudes vitales que me enervan sobre manera. La primera que se metan en mi vida de forma indiscreta o maledicente (y desgraciadamente estoy haciendo un jodido master ahora sobre esto). La segunda que me etiqueten. No me gustan las etiquetas, no soy ni listo ni tonto, ni culto ni iletrado, ni simpático ni antipático (bueno esto último un poquito, para que voy a mentir), ni hipster, ni pijo, ni perroflauta, ni de derechas, ni de izquierdas, ni clásico vistiendo, ni moderno, ni grunge, ni hippie. Soy una persona poliédrica, con mil caras y mil aristas, y me gusta disfrutar de todo lo bueno que tiene la vida, en soledad si no queda más remedio, o acompañado, pero sólo con alguien que te llene de verdad, no quiero caer en esto ni una vez más:

Las etiquetas encasillan, encajonan, te limitan, hacen que te dejes fuera muchas cosas que merece la pena vivir y sentir. Con este post quiero romper, una vez más esas etiquetas, yo no soy mejor o peor que nadie, sólo soy jodidamente yo…..

Sigue leyendo “How deep is your lo(ve)neliness?”

¿Huir del pasado?

Gracias de corazón Javier por tu comentario al post “La generación perdida” (animo a echarle un vistazo), ya le contesté en su día, pero como me llegó al alma, te voy a responder con un post completo (esto es lo maravilloso de un blog, la interacción, el “intercambio de golpes” de puntos de vista distintos).

Hay fechas que se recuerdan perfectamente por un suceso concreto. Yo recordaré siempre el día en que empecé el instituto, septiembre de 1984, cuando iba en el coche con mi padre, no paraban de hablar en la radio de la muerte del torero Paquirri (si el de la Pantoja, Paquirrin, Carmina Ordoñez, sus hijos, y la madre que los trajo al mundo a todos…), y tampoco se conocía entonces “el virus de la tontería animalista y vegana” (que me perdonen los toros, las terneras, el tofu, el seitán y las berenjenas, pobrecitas ellas). Ese año iba a ser muy especial para mí en muchos sentidos, hice el primer año de instituto en un internado de un colegio Franciscano (para, según mis padres, ver si me iba espabilando un poco). Y vaya que si me espabilé, aquel no fue un año cualquiera, ni era un colegio cualquiera, todas las mañanas nos ponían musica para levantarnos en unos altavoces encima de las puertas de las habitaciones. Pero no era música religiosa ni nada parecido, no, esto es lo que escuché cada día durante todo ese curso escolar….

Sigue leyendo “¿Huir del pasado?”

Shadow of the sun

Hay momentos en la vida de una persona que marcan para siempre. Suelen ser una mezcla de dolor, pasión, sentimiento de pérdida, de huida hacia delante. Los traumas son momentos inolvidables (desgraciadamente) en la vida de todos nosotros, pero no me refiero a esos momentos. Me refiero a los que marcan un punto de inflexión en nuestras vidas, que suponen un frenazo y a la vez un empujón, en otra dirección, en otro sentido, que nos hacen cambiar el rumbo, y replantearnos nuestra propia vida. Son momentos de crecimiento, de ser conscientes de nuestra debilidad, fragilidad y de perdida del rumbo. Yo viví uno muy importante en el año 1996. El lugar fue Madrid y tuvo una banda sonora muy concreta y específica, siento que no va a gustar a todo el mundo, pero cada vez que escucho ese disco recuerdo muy nitidamente, de donde vengo, y lo que me hizo llegar hasta donde estoy hoy. Cada uno debe buscar ese momento en su vida. Después han venido otros, pero ese fue el primero.

Sigue leyendo “Shadow of the sun”

La geometría del infinito

Roman Opalka

En mi breve experiencia en serio con la música (hizo 2 años y medio de conservatorio), pude comprobar una verdad inveterada sobre la relación entre la música y las matemáticas, que ya había interesado a sabios desde Grecia a Egipto. Fue Pitágoras el que, tras muchos años de estudio e investigación, descubrió un mismo patrón matemático entre las estrellas y las cuerdas musicales, una especie de armonía, y dijo “hay geometría en la vibración de las cuerdas, hay música en los espacios entre las esferas”. Yo comprobé que había mucho de matemáticas en las escalas musicales, en la combinación de las notas formando infinitas composiciones. Pero entre todos los musicos de la historia, uno de los más grandes llevó esta síntesis hasta extremos tan desarrollados…

Sigue leyendo “La geometría del infinito”

Esencia de mujer

Coco Chanel

Eterno femenino es un arquetipo psicológico y un principio filosófico que idealiza un concepto inmutable de mujer. “ La esencia de lo que ser mujer ha supuesto para nuestra civilización. Este post es un sentido homenaje a la mujer (ya lo he hecho a través de su voz), y ahora lo quiero hacer a través de su esencia (vamos lo que artistas, escritores, religiosos, filósofos, y músicos llevan haciendo varios miles de años, que mira que hay que ser pretencioso!!). No, en serio, mi blog está plagado de referencias a la mujer (reconozco que salvo cantantes, músicas o actrices, adolece de referencias en el resto de materias, hecho que prometo corregir en futuros post). Pero la perspectiva que quiero tocar es la de mi personal experiencia y vivencias con las mujeres, y de lo importante que son y han sido (parejas, familia, y especialmente mi hija) en mi vida, casi podrían morar en casi todas las habitaciones del palacio de mi memoria.

Sigue leyendo “Esencia de mujer”

Sentir la música (literalmente)

“Once” (2007)

Quien haya leido algo más de mi blog ya sabrá que la música es fundamental para mi vida (un dato, de los 46 post que llevo hasta ahora, 15 están dedicados a la música, 16 con este claro). Esta vez voy a tomar prestadas las palabras de un lector de mi blog “yo la amo tanto (la música) que me da miedo morir, que me aferro a la vida y no quisiera morirme porque ya no podré escuchar música“. Suscribo casi palabra por palabra lo que dice el compañero. Si a alguno (o muchos) de los que leen este post se le eriza la piel al escuchar una canción (del estilo que sea), que siga leyendo. A los que no les pase, dejad esto y sintonizad la MTV o los 40 Principales…

Sigue leyendo “Sentir la música (literalmente)”