Antes del amanecer

Antes de que cerremos los ojos en esta noche, la más larga y oscura de nuestras vidas, apaguemos las pantallas cutres y bobas que nos aturden, busquemos en la profundidad de nuestros corazones heridos, aquella melodía que nos dará la esperanza para encontrar el rumbo de nuestros frágiles destinos.

Esta es la mía...

La canción de Noche Vieja más hermosa

Solitud 3.0

“…y caminé sin rumbo entre la multitud de las ciudades sin nombre, y me bebí la vida a tragos largos de alcohol sin medida, y deambulé entre noches de fiestas sin fin, y hasta quemé mi propia salud mental, y nunca encontré la paz bajo ninguna bandera, y tan sólo recordé que quería desvanecerme en soledad, como una estrella entre el inmenso firmamento de la noche eterna…” .

“…tan sólo la música lejana de la vida no vivida, y tampoco anhelada, se oía entre las paredes de mi palacio mental…”.

Leer más “Solitud 3.0”

Otoño (in my heart)

“…y a través de los ventanales de mi Palacio, perdido entre los confines de mi mente, se cuelan los mil sonidos del fresco viento del otoño de nuestra vida. Afuera todo se ha teñido de colores ocres y rojizos, y los árboles se desnudan tímidamente como los primeros amantes, en silencio y con una timidez enfermiza. Una oleada de sensaciones recorre los cimientos de mi ajada morada, no es tristeza insondable, ni alegría desatada, ni tan siquiera reconozco los brazos de mi amante la depresión, es una mezcla de todo ello, de melancolía, de Saudade, del confort de los recuerdos atesorados e imborrables, y de la sensación de pérdida de lo que se fue para no volver…”

Leer más “Otoño (in my heart)”

El Nihilista Errante

El gran escritor ruso Iván Turguénev escribió en su novela “Padres e hijos” (1862) “nihilista es la persona que no se inclina ante ninguna autoridad, que no acepta ningún principio como artículo de fe”, en el sentido de persona crítica con todo lo que le rodea.

El nombre del post se completa con la leyenda del “Holandés Errante”, aquel barco condenado a no volver jamás a puerto y a vagar sin descanso por todos los océanos del mundo. Y para empezar el post de hoy los magníficos versos de Espronceda “¿qué es mi barco? mi tesoro / ¿qué es mi Dios? la libertad / mi ley, la fuerza y el viento / mi única patria la mar…”

Leer más “El Nihilista Errante”

El fin de los tiempos

“Y ví a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo y una gran cadena en su mano” Apocalípsis 20 : 1

Los “agoreros” de la sotana llevan 2000 años y pico metiéndonos el miedo en el cuerpo, mientras ellos le metían mano a todo lo que se ponía a tiro…Uuuuuy que mal empiezo hoy…..Pero yo tengo una extraña teoría metida en la cabeza, y es que el fin del mundo ya está entre nosotros, ahora, retrasmitiéndose en directo, nos lo están vendiendo como un curso por entregas de cocina de Planeta Deagostini…

Leer más “El fin de los tiempos”

Forjar el carácter y la paranoia

Hace más de un año que comenzó la construcción digital de este mi palacio de la memoria. Puedo llegar a entender que después de casi 120 entradas, haya posts que repitan machaconamente temas que ya han aparecido en otros post, que todo suene un poco a refrito, a pastiche pseudopsicológico, etc. Cuando nos construimos una casa en el mundo real, las habitaciones se hayan unidas unas a otras por zonas comunes, unas habitaciones son zona de paso de otra habitación, todo está interrelacionado, pues así es la estructura de mi blog, y sigo recordando que en el fondo el origen de todo esto no fue por agradar a nadie, o mostrar lo guay que soy, o lo mucho que sé (que no Javier, que de verdad que no, que te lo aseguro).

Quien me haya seguido asiduamente, ha podido comprobar que en el fondo esto es mi testamento vital, hecho para los que me quieren, o para que me conozcan de verdad los que creen que me conocen. Y sobre todo hay una cosa que me fascina por encima de todas las demás, y es contar historias con alma, que enganchen, que dejen un poso indeleble, que puedan ser utilizadas por otros, integradas en su propio testamento vital, ese es mi mayor premio.

Leer más “Forjar el carácter y la paranoia”

Los abismos

“En el recóndito sótano del palacio de mi memoria, oculto bajo el portón de mi subconsciente desgarrado, se haya un lugar que deseo ignorar que existe. Posee una antigua cerradura oxidada, cargada de ajadas cadenas, y la llave que da acceso al mismo hace tiempo que olvidé donde está guardada (o al menos trato de intentarlo). Es un lugar oscuro, lleno de dolor infinito, de locura, enfermedad, desprecio y olvido. Es el abismo de mi alma, tan lejano, tan cercano…”

De nuevo camino por mi aislada isla digital, el último trayecto ha sido largo, y he vuelto cargado de hastío, dolor y un cansancio infinito pegado a mis maltrechos huesos. Tengo que pedir sinceras disculpas a todos los que me leen, este blog os pertenece tanto como a mí, y el silencio ha sido prolongado, pero todo tiene una explicación. Sí queridos lectores, aquí está de nuevo la alegría de la huerta. Las recomendaciones de uso para ese post son abstenerse encarecidamente los melancólicos perennes, recién separados / divorciados, familiares de víctimas del COVID, y gente de bien en general. No todos los trayectos de nuestra frágil vida son hermosos y agradables… Allá vosotros si queréis seguir adelante.

Leer más “Los abismos”

Al respirar

Algo tan sencillo, simple e irremisiblemente inconsciente es lo que nos mantiene en este mundo de locos. A veces no paramos a pensar en las verdaderas cosas que importan, y este acto es lo que nos acerca más al resto de animales, porque eso es lo que somos en realidad, un animal cruel y aterrador, sobrepasados por la inmensidad del universo en el que vivimos, y que necesitamos someter al resto de la vida sobre la tierra, y arrasar con nuestro entorno. Pero respiramos a cada segundo para seguir vivos.

SÍ, reconozco que llevo varado un tiempo en mi solitaria playa existencial, y que necesito arrancarme las palabras a cinceladas, este maldito tiempo que nos ha tocado vivir ha enrarecido el aire que respiramos, en las jaulas de acero en las que estamos encerrados, y hoy necesito abrir todas las ventanas del palacio de mi memoria, y respirar profundamente, necesito aire puro, necesito resetear mi vida, y creo que estoy de nuevo en la senda correcta, con pasos tímidos y tenues, reconociendo mi jodida y frágil humanidad, y necesito RESPIRAR PURA VIDA…

Leer más “Al respirar”

Ατοπíα (atopía)

Cuando el abismo se abre ante nuestras vidas efímeras y frágiles, el faro que siempre nos ha iluminado, desde los albores del tiempo, cuando no existían los faros como tal, ha sido el de la filosofía. Es fácil dejarnos caer en las manos de la(s) religión(es), de iluminados, de terapias ilusorias, de estupefacientes, pero aquello que nos calma, lo que nos aferra a la tenue vida que se nos escapa entre los dedos, fue lo que un puñado de iluminados nos legaron en los albores de nuestra civilización occidental (tan denostada), lo que se ha imbricado entre las arenas del tiempo, lo que brilla entre el lodo de la vacuidad existencial, lo que nos hace únicos e irrepetibles.

Leer más “Ατοπíα (atopía)”

Pandemias (más y más amigos)

Las siete plagas de Egipto (John Martin)

Hoy aviso que voy a tirar mucho del humor negro que me legó mi abuela (que me acompaña siempre a donde voy), así que abstenerse espíritus sensibles, porque no voy a dejar títere con cabeza. Vaya por delante mi respeto a los afectados, y sobre todo a los familiares de los fallecidos.

La diferencia ente “pandemia” y “epidemia” está en el alcance geográfico de la misma, si se circunscribe a un país o región será epidemia, y si se extiende a varios paises será pandemia. En el caso de “plaga” la Real Academia Española la define como “Daño o desgracia que afecta a gran parte de una población y que causa un perjuicio grave”. No nos engañemos amigos, este tema es más antiguo que el mundo, de hecho en la Biblia ya se habla de ello (ver ilustración de arriba), mira ahora que están las iglesias vacías es momento bueno para hacer “FALLAS” con ellas (empezamos repartiendo, amigos). En todas las situaciones de la vida, EN TODAS, es fundamental no perder el humor jamás, sin eso estamos muy jodidos. Adelante, pasen y lean prometo que hay leña para “todos”…..

Leer más “Pandemias (más y más amigos)”