Poesía…eres tú

El día que terminó hace algo más de una hora ha sido muy especial, y alguien que me lee sabe porqué. Haciendo caso a la sabiduría hindú, sobre las siete cosas que no debemos compartir con nadie, la número 4 habla sobre “no rebelar nuestras intimidades”, pero voy dejando migas en mi camino vital para que me siga quien ha entrado en mi vida como un vendaval…

Pero hoy he abierto una habitación en el palacio de mi memoria que ni tan siquiera yo era consciente de que existía. Fuí estudiante del bachillerato de letras puras, allá por el año ni me acuerdo ya, historia, historia del arte, latín, griego y literatura. Pero nunca jamás me ha gustado la poesía, pero vuelvo a encontrarme al mirar en el espejo a alguien que escribe esto, que jamás hubiera pensado que fuera capaz. Bendita contradicción…

Sigue leyendo “Poesía…eres tú”

Antártida

No es una foto típica de la Antártida, como nada de lo que sucede en mi vida. Desgraciadamente, en los últimos días esta parte del mundo es noticia por el récord de temperatura alcanzado, 20º C, pero teniendo en cuenta que ahora mismo es el verano austral, época donde las temperaturas son más altas. (dejo un enlace para quien quiera más información al respecto).

Pero no va a ser un post ecologista, ni científico, va a ser un mix de cosas que considero interesantes. Durante muchos años se considero a la Antártida como la última frontera en nuestro mundo, ya que fue el último continente en ser descubierto, concretamente la llegada al polo sur se produjo en 1911, en una carrera épica entre el noruego Roald Admunsen y el británico John Falcon Scott, que sobrepasa a cualquier libro de ficción. Pero hoy posaré mi peculiar mirada sobre ese paraíso helado. Estáis todos invitados….

Sigue leyendo “Antártida”

El placer

Según el filósofo griego Epicuro, “la felicidad consiste en una consecución del placer sabiamente administrado, juntamente con el alejamiento del dolor”, este el fundamento del Epicureismo, que a su vez se considera una rama del hedonismo, que es una doctrina ética que identifica el bien con el placer sensorial e inmediato. El principal representante del hedonismo fue Aristipo de Cirene (siglo IV antes de cristo) a su vez discípulo de Socrates.

Pero para nada pretendo ofrecer una clase magistral sobre filosofía griega, y sus distintas ramificaciones y escuelas (que coñazo es este tío cuando se lo propone!!!), tan sólo apuntar que el tema de este post es más antiguo casi que la idea misma de divinidad. Esto se va a poner muy loco y calentito, lo prometo…..

Sigue leyendo “El placer”

Extraños de querer

Mi vida es una repetición de obsesiones alternativas y continuas. No espero que esto se entienda muy bien, pero trataré de intentarlo. Hoy he escuchado la misma canción 30 veces. Eso me pasa a menudo, vuelvo sobre algo que me gustaba, o llevaba muy tiempo sin escuchar (normalmente es con la música, por el hecho de la corta duración), y la repito hasta la saciedad. No sé si es un comportamiento muy normal la verdad.

Hoy es 14 de febrero, y no me había propuesto escribir ningún post, y menos en honor a nada (me niego a decir lo que hoy se ha repetido dos mil millones de veces todo el mundo), me resisto al aborregamiento, a la rutina y a los caminos marcados. Coño, de hecho debería estar trabajando, pero ya que me está saliendo de corrido el post lo voy a aprovechar, a ver donde nos lleva.

Quiero hablar en plural, quiero pensar que somos una especie de “grupo de extraños”, de colgados, de trastornados a nuestra manera, que queremos vivir en este mundo pero no de la manera que nos están imponiendo. No queremos ser perros con correa, uno más en la cola del puto centro comercial para comprar la rosita (la tartita, el tanguita o lo que narices se compre el día de hoy). No estoy cabreado aunque lo parezca. Quiero reivindicar lo “distinto”, quiero levantar una enorme bandera que nos reivindique, que de fe de que estamos vivos, de que somos seres que queremos y necesitamos que nos quieran, pero huimos del infantilismo de esta jodida y absurda sociedad. Y sí, hay una pilar que sustenta estas palabras (siempre lo hay), veamos…

Sigue leyendo “Extraños de querer”

Dorian

El mito de la eterna juventud, el anhelo más codiciado por la humanidad desde hace milenios. Hoy en día la ciencia, la medicina, la nutrición y el deporte están ayudando a que todos seamos jóvenes durante más tiempo. Hemos pasado en varias décadas de jovénes a los 20, a jóvenes a los 30, y luego jóvenes a los 40 y casi hasta los 50. Casi se ha vuelto una obsesión, una carrera por la que pujan la industria cosmética y la medicina fundamentalmente.

¿Pero qué se esconde realmente detrás del mito? Un inmortal escritor irlandés, Oscar Wilde, se adentró con su ingenio y agudeza en las profundidades del mito. Este es un viaje incrible con destino a la juventud eterna, y el precio que tenemos que pagar por ella. Porque nada en esta vida es gratis….

Sigue leyendo “Dorian”

Cuarteles de invierno

La expresión “los cuarteles de invierno” es de origen claramente militar, y se refería a la concentración de todas las tropas de un ejército durante el periodo invernal, con el consiguiente cese de las actividades de manera temporal, y la preparación de la campaña al final de dicho periodo.

Hoy en día dicha expresión se ha generalizado no en su sentido original, y puede referirse al cese de una actividad propia, de manera temporal o definitiva, que puede implicar un trabajo, una meta vital, o una relación interpersonal. Me gusta la expresión las “guerras cotidianas con las que lidiamos”, así empieza mi año tras un prologando, y no querido silencio, sigo aquí pese a la vida…

Sigue leyendo “Cuarteles de invierno”

Fugacidad (Someone in the crowd)

Nuestra vida está llena de momentos fugaces, de maravillosos, intensos, únicos, e irrepetibles momentos que aparecen y se van con la velocidad de una estrella fugaz. Y al final el único recurso que nos queda para inmortalizarlos es ponerlos por escrito, nuestra memoria es tan frágil como el tiempo que se escurre entre las arenas de un reloj de arena. Caen y ya no volverán nunca jamás, aunque busquemos las mismas situaciones, con las mismas personas, nunca se volverán a repetir, serán otros, hermosos e intensos, pero serán otros distintos.

A día de hoy, con casi 50 años, sólo hay una cosa que me gusta de verdad, y que voy a repetir lo que ya dije en otro post (Diario de un escritor que nunca lo fue, ni nunca lo será). “Pero me quedo con lo que dijo una escritora vocacional sobre algunas personas que escribimos “ …están los que englobaría en el grupo de los escritores sin esperanzaLos que escriben por una necesidad emocional de expresión, porque les sirve de terapia, porque les pone frente a su verdad, a su vida, a sus recuerdos. Estos escriben y escribirán siempre, tengan o no tengan éxito, porque se ha convertido en su forma de vivir, su vocación”.

Sigue leyendo “Fugacidad (Someone in the crowd)”

Corazón anhelante

“A través de la bruma y del silencio infinito, de aquello que me paraliza, que me atenaza, como el miedo a la nueva vida de un recién nacido, a través de todo ese dolor sordo, de esa sensación que no se puede describir, que pesa tanto como la responsabilidad de vivir, de esa pena que no tiene principio ni fin, así es el viaje más duro que he recorrido en mi vida de adulto”.

Anhelamos lo que no tenemos, o peor aún, anhelamos lo que hemos perdido irremisiblimente, lo que se nos escapó entre los dedos como las arena del tiempo, lo que ya no tiene camino de vuelta, porque las migas que dejamos para saber regresar, se las comieron los pájaros, como en aquel cuento infantil. Porque en el fondo de nuestro corazón todos somos niños asustados que anhelan con volver al lugar en el que nos amaron.

Sigue leyendo “Corazón anhelante”

La pianista

En el silencio de esta noche de otoño, recorro cansado los oscuros corredores del palacio de mi memoria, con muchas puertas cerradas todavía. Entre la penumbra oigo una tenue melodía de piano, que se pierde en lo más recóndito de mi palacio, en una zona a la que todavía no he llegado, y que aletea como las alas de una frágil mariposa. Cansado me apoyo contra una de las paredes, y mi mente se abandona con el sonido de la melodía. Recuerdo que había un libro de Yukio Mishima cuyo maravilloso título era “El marino que perdió la gracia del mar”, y eso trae a mi memoria un cuento que alguien me contó una vez de una hermosa pianista que un día perdió sus alas

Sigue leyendo “La pianista”

Lágrimas

Enlazando con el post anterior donde Joker no podía llorar, y en los momentos de más tensión emocional reía descontroladamente para expresar su más profunda pena, hoy dedico toda una habitación del palacio de mi memoria a las lágrimas, al acto de llorar.

Pero llorar no es un acto exclusivamente humano, un zoólogo francés descubrió que los animales también lloraban en momentos de dolor, tristeza, estrés, etc. Así pues, en nuestra absurda superioridad como especie, en este aspecto estamos igualados como el resto de los animales. Yo personalmente no he sido muy llorón, la verdad, pero en los últimos tiempos las lágrimas me han acompañado de forma constante en mi vida. No creo que vivamos en un valle de lágrimas (que risa con la iglesia y sus imbecilidades), pero sí son un elemento que convive con nosotros, y yo le dedico una entrada en exclusiva, porque me van a acompañar durante mucho tiempo más.

Sigue leyendo “Lágrimas”