Sueño universos de locura

“Que no está muerto lo que puede yacer eternamente, y con los eones extraños hasta la muerte puede morir”

Estanterías pesadas, cargadas del polvo del tiempo, y de libros ajados y manoseados, algunos olvidados en estantes ignotos, recorren cientos de corredores del Palacio de mi Memoria. De todas las lecturas que recuerdo, las más extrañas, alucinadas, y con una enorme carga de enfermedad y locura, provienen de un estante que se haya en una habitación cerrada hace largo tiempo, aquella en que pasé más horas de mi solitaria juventud. No he vuelto a entrar en ella, ahora la enfermedad y la locura son mis armas de trabajo, pero ahora ellas han vuelto a mí, y sospecho que para quedarse definitivamente.

El 20 de agosto de 1890 nació en Providence, Rhode Island (EEUU) el escritor más maldito de todos los que ha dado la literatura universal. Alto, desgarbado, feo como un pié izquierdo, nunca pudo vivir de sus libros, apenas tuvo repercusión en su época (aparte de un férreo grupo de seguidores incondicionales), vivió sometido a la sobreprotección de su madre y sus tías, apenas salió de su lugar de nacimiento (sólo una breve aventura en Nueva York), enfermizo, taciturno, solitario hasta la extenuación, asexuado (o con miedo al género femenino), elitista de rancio abolengo, supremacista blanco que escribió esto de la gente de color:

Cuando tiempo atrás, los dioses crearon la tierra; A imagen y semejanza de Júpiter al incipiente Hombre moldeaban. Para tareas menores las bestias fueron creadas; Aunque de la especie humana muy alejadas estaban. Para llenar el vacío y unirlas al resto de la Humanidad, los anfitriones del Olimpo ingeniaron un astuto plan. Una bestia forjarían, una figura semihumana, Colmada de vicios y «negro» fue llamada.

Todo un regalito el angelito, pero aún así dejó en la literatura fantástica, y en el cine del siglo XX y XXI, una huella imborrable, y tan enorme como su enfermizo ego…

A ver que coño de música le pongo a esto…joder

Howard Philips Lovecraft (que por lo menos sí tenía un nombre molón el cacho de cabrón), es el protagonista de nuestra historia de hoy. Y viene de nuevo la eterna pregunta que ya me he hecho muchas veces, ¿puede un Hijo de Puta aportar algo a este jodido mundo para que merezca la pena ser recordado a más de 80 años de su muerte?. A la primera parte de la pregunta creo que está claro, yo llevo casi 120 entradas y algo he de decir, a la segunda parte creo que, por mucho que se pueda llegar a odiar a alguien así, no somos conscientes de la importancia de la obra de este señor, y por supuesto no es algo que yo afirmo.

Verás como se enteren los del movimiento antirracista, lo que pasa es que me parece que leen poco…

Empecemos por lo más famoso. Este señor es el creador de uno de los libros más pedidos en todas las librerías del mundo, con el pequeño inconveniente de que NO EXISTE. Para ilustrar algunas de sus historias, se inventó la historia de un libro, El Necronomicón que es descrito como una guía de saberes arcanos y magia ritual, cuya lectura provoca la locura y la muerte. En los cuentos de Lovecraft y sus continuadores aparece como un registro de fórmulas olvidadas que permiten contactar con unas entidades sobrenaturales de un inmenso poder, los Antiguos.

La cita del comienzo del post se atribuye a este libro, obra de un árabe loco Abdul Alhazred

Lo más reciente. La cadena HBO estrenó el día 17 de agosto de 2020 (coincidiendo con el 130 aniversario de su nacimiento), una serie con unas estupendas críticas (de las que a fecha de este post sólo se han estrenado 2 capítulos), y una ambientación fastuosa esto….

La serie está inspirada en el libro de Matt Ruff del mismo nombre.

Para quien le interese una crítica literaria seria, dejo el enlace de nuestros amigos de Un libro al día (que ellos son unos auténticos profesionales). No quiero hacer espoiler alguno, pero la gracia del invento es que, dado el carácter racistilla de nuestro hombre, el bueno de Matt Ruff ha hecho que todos sus protagonistas sean personajes de color, lo que haría que nuestro buen hombre haya dado un par de brincos en su tumba. Además está detrás de la obra el interesantísimo cineasta de color Jordan Peele, con dos obras muy personales en su haber.

2017
2019

Bueno para los interesados dejo el fascinante trailer.

Pero Lovecraft es mucho más que todo esto. Su obra está llena de cuentos cortos y novelas que crean toda una cosmogonía de locura, partiendo de su lugar de origen, creó una ciudad ficticia Arkham en el estado de Massachusets, epicentro de todo su mundo, que alberga la ficticia también universidad de Miskatonic. En dicha ciudad radica el centro de su universo de locura, muerte, destrucción y terror cósmico.

Ideó una genealogía de seres y dioses anteriores al tiempo que esperan volver para reclamar lo que perdieron en su momento, invocados por oscuras logias, trastornados hechiceros, clérigos malvados y demás individuos de similar pelaje.

Aunque no fue muy conocido en vida, sí creó a su alrededor un grupo de escritores que enriquecieron su obra con sus propias creaciones, inspiradas en el universo lovecraftiano.

Frank Belknap Long
Los perros de Tíndalos (1929)
Robert Bloch
(1961)
August Derleth
(1962)
Henry Kuttner, que le dedicó el siguiente poema a Lovecraft en 1937

Aquí, en los lugares silenciosos, y las cavernas debajo del mundo,
en los grandes altares negros tallados en las piedras que los dioses han arrojado.
Donde el humo gris se enrosca y se estremece a través del espeluznante brillo púrpura,
y las sombras de mundos más allá del nuestro caen sobre el sueño de un soñador,
enrojecido con la sangre de carne alienígena, pálido como un vampiro,
oscuro con el atisbo de la noche suprema y rasgado con un ala de ébano,
desfiles de horrible majestad pasan en una lenta procesión,
como las sombras de los titánicos dioses de Egipto, muy lejos en la arena inmutable.

Apenas unos pocos pueden probar la copa que solo los dioses pueden vaciar;
Valhalla está perdida para la estúpida multitud de los pacíficos, los cálidos y los cuerdos;
el mal, dicen, es la noche solitaria donde no es bueno estar,
helado con el frío que es más que frío, pagando el tributo del soñador,
descansando en lechos de asfódelos, descansando y maravillándose.
Eterno y perdido en un mundo monótono, con la magia y la gloria coronadas,
de pie ante las puertas del universo, enfrentando a la poderosa corriente
que brota de las raíces de Yggdrasil, en el esplendor de un sueño.

Robert E. Howard

Pero la sombra de Lovecraft ha ido mucho más allá de la literatura de ciencia ficción o terror hasta los años 60. El Dios de los comics hizo esto hace no muchos años.

El “Dios” de los comics creó esta serie dedicada al universo de Lovecraft (2015-2017)

Pero por supuesto el cine de los últimos 50 años ha estado lleno de referencias directas o indirectas a Lovecraft, y ello a pesar de que sus obras tienen fama de inadaptables.

De la obra “El caso de Charles Dexter Ward”
De la obra “El color que vino del espacio”
Versión del libro anterior de 1987
Versión del libro anterior de 2019
De la obra del mismo nombre
De su libro “From Beyond”
Aquí Lovecraft se convierte en detective privado (loquísima)
De su obra “el caso de Charles Dexter Ward”
Adaptación de 3 relatos de Lovecraft
De su obra “Herbert Wess reanimador”
De su obra “la sombra sobre Insmouth”
Sobre el libro del mismo nombre

Hay decenas de películas que no siendo obras de Lovecraft, toman elementos de la misma, y la trilogía más famosa y desternillante, tiene el libro del Necronomicon como eje central.

Con sus secuelas Evil Dead 2 y el ejército de las tinieblas.

Trilogía que luego ha tenido una serie continuación en Netflix.

SÍ AMIGOS KLAATU BARADA NIKTO, cuidado con lo que se pide.

Existen 2 grandes pilares en la literatura de terror en los últimos 200 años. Uno fue Lovecraft (el genio taciturno y racista), el otro Poe (alcohólico y enfermo). Ambos pusieron cara al terror, la enfermedad, la locura y el caos. Pero a diferencia de Poe, que era un escritor romántico muy preocupado por el estilo, Lovecraft fue el gran impulsor del mundo del horror moderno, llevándolo más allá de brujas con escobas, vampiros o ritos demoníacos. Lovecraft fue un adelantado a su tiempo, y por ende un incomprendido, cuyas obras han enraizado en la cultura popular del siglo XX y XXI.

Y soñé que la locura era el principio y fin de todo lo que rige el universo de nuestra mente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .