Haciendo (mucho) ruido

Para mantener el equilibrio mental nivelado, los intensitos necesitamos pivotar entre la intensidad más acongojante y el descarrachiento mental, desfasar, tener una ida de pinza como una catedral. Tras revisar mi post de ayer varias veces, tengo que irme al extremo contrario, si quiero seguir manteniendo la cordura, y eso es lo que pretendo.

De mi experiencia de dos años y medio como músico semiamateur, llegué a tres conclusiones muy personales sobre el mundo de los músicos profesionales. Están muy pasados de vueltas, se lo pasan de puta madre trabajando, y la última es que de todos los instrumentos existentes los más ruidosos son los de viento metal. Pero no quiero entrar en muchas honduras técnicas, que tampoco voy muy sobrado yo, porque quiero que este post sea lo más distendido y sensorial posible. Veremos a ver si lo consigo.

Aunque parezcan instrumentos “serios” y aburridos, son la base de la música popular en nuestro país, y seguramente en muchos otros. Para muestra un botón.

Totem patrio de la música popular

Pero me voy a ir a un ejemplo archiconocido de música clásica, que puede ser enormemente divertido y desenfadado. No necesita más presentación la verdad.

Grupo austriaco de música que se toma sus actuaciones como un evento de fútbol

Obra del inmortal Julius Fucik, y que ha sido utilizado como banda sonora en el mundo del circo. UNA MARAVILLA.

En este post, eminentemente sonoro, quiero hacer un recorrido por bandas de todo el mundo que utilizan la música de instrumentos, llamémolos “serios”, con fines lúdico-divertidos y con un altísimo grado de virtuosismo.

Grupo 1 – Dirty Dozen Brass Band grupo de EEUU provenientes de Nueva Orleans, cuna del jazz más clásico, y hacen una mezcola con sonidos de be bop y funk.

Estos tienen un swing que tira para atrás

Grupo 2 – Funky Dawgz Brass Band también son norteaméricanos, del estado de Connecticut. Con una mezcla de hip hop, R&B y una explosión de funky brutal, para bailar y saltar de alegría.

Imposible permanecer sentado con ellos

Grupo 3 – Lucky Chops divertísimo grupo proveniente de Nueva York, fogeados en el metro, con una virtuosismo brutal para su edad, y con un repertorio cargado de versiones de los años 80.

Vamos a éstos los cambio yo por los de Paquito el Chocolatero pero sin pensármelo 2 veces

Grupo 4 – No BS! Brass Band desde Virginia en EEUU, no se andan con tonterías a la hora de atacar con mucho swing y funk lo que se les ponga por delante.

Estos son los más completos por su consistencia de interpretaciones

Grupo 5 – Ret Baraat grupo de Brooklyn con una mezcla de nacionalidades, y sobre todo con una mezcolanza de sonidos que van desde el hip hop, el jazz, el indie rock, un punto de punk, y la argamasa del estilo bhangra del norte de la isla. FASCINANTES.

Un sonido único e irrepetible, a mí son los que más me gustan

Grupo 6 – Riot Jazz Brass Band grupo de Manchester. Vamos para hacerse una idea, a unos guiris holligans les das instrumentos de viento metal y los sueltas de fiesta por el mundo, el resultado este…

Virtuosismo fiestero holligan

Grupo 7 – Viera Belch. Grupo austríaco del Tirol, que monta una auténtica flash mob con cientos de interpretes.

Que aburridos deben estar estos austríacos.

Los momentos más divertidos que pasé en mi última época antes de separarme, eran las audiciones y conciertos que organizaba el Conservatorio de música donde estudiaba trompeta. Cuando tocábamos con el resto de instrumentos (viento, madera, etc.), los profesores se cabreaban con nosotros, ya que le apretábamos a las trompetas del copón, y tapaban el sonido de todos los otros instrumentos. A ver siempre sacando la patita.

Y ahora un regalazo que descubrí en el Conservatorio. De todos es sabido que en Austria la música es más que una religión. El concierto más importante del mundo es el del año nuevo en Viena, y tienen fama de engolados y estirados, se toman la música muy en “serio”. El carácter austriaco también es un poquito especial, no son la alegría de la huerta precisamente, para muestra un botón de su ciudadano más “ilustre”.

Muy atentos lectores, esta gente está fuera de toda clasificación, SON INCLASIFICABLES Y ÚNICOS.

Juntas a unos payasos, virtuosos músicos y sale esto.

Podrían ser los hijos modernillos de los Les Luthier (habrá post aviso), pero sólo viento metal. Pero le echan huevos y le atacan a todo lo que les echen.

El espíritu austríaco militarista les asoma por los costurones

Amigos no hay ni un sólo músico que esté bien del todo, doy fé, aunque yo sólo sea un modesto aprendiz de trompetista. Como decía aquella famosa frase de policías de los años 70, SALGAN AHÍ FUERA Y DIVIÉRTANSE, QUE EL MUNDO YA ESTÁ TOCANDO A SU FIN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .