El placer

Según el filósofo griego Epicuro, “la felicidad consiste en una consecución del placer sabiamente administrado, juntamente con el alejamiento del dolor”, este el fundamento del Epicureismo, que a su vez se considera una rama del hedonismo, que es una doctrina ética que identifica el bien con el placer sensorial e inmediato. El principal representante del hedonismo fue Aristipo de Cirene (siglo IV antes de cristo) a su vez discípulo de Socrates.

Pero para nada pretendo ofrecer una clase magistral sobre filosofía griega, y sus distintas ramificaciones y escuelas (que coñazo es este tío cuando se lo propone!!!), tan sólo apuntar que el tema de este post es más antiguo casi que la idea misma de divinidad. Esto se va a poner muy loco y calentito, lo prometo…..

El placer es una sensación positiva, agradable y eufórica, que se manifiesta cuando un individuo conscientemente satisface alguna necesidad física, sensorial, espiritual, etc. Hoy me voy a centrar exclusivamente en el placer producido a través del sexo, la más animal de nuestras pasiones, sensación tan natural y necesaria como la de comer o beber, demonizada por todas las religiones, y que ha formado parte de mi vida durante muchos años, para bien o para mal…

Hoy me voy a proponer escandalizar a esas cortas mentes, que no van más allá de su triste existencia, que se quedan encalladas en las nadería de imbecilidades como “la isla de las tentanciones”, “MHYV”, o “First dates”. Amigos/as el placer y el sexo es mucho más que eso, y si no que se lo pregunten a la GRANDÍSIMA ALASKA & FRIENDS…

Ahora sí empieza a calentarse esto…

Por qué a mí me cuesta tanto
Decirle que no al placer

Pensar como todo el mundo
Y saber cuándo volver
Por qué me resulta extraño decirle a la noche adiós
Si sé que me hace daño olvidarme del reloj

Y como la mejor forma de luchar contra el placer culpable es como afirmaba el gran Oscar Wilde:

Así que, volvamos a ella de nuevo…

Pero no sólo de Alaska se alimenta nuestro placer culpable. El placer como forma de comunicación, la más primitiva, la más básica, el ritual de tocarse, de sentirse piel contra piel, cuando la ropa se hace pesada caen las barreras, y nos mostramos como somos, frágiles, vulnerables, la esencia más pura de lo que hay en nuestro interior.

SONG 1

El placer ya ha aparecido en distintas formas en este blog, forma parte de mí, y hoy le he puesto un altar en mi palacio. Placer como droga adictiva, como vía de escape sin retorno, culpable y enfermizo.

SONG 2

Placer como vehículo hacia la autodestrucción con parada en el amor sin remisión y sin futuro.

SONG 3

El placer desmedido como destino de las conquistas eternas en busca de una identidad no hallada.

SONG 4

El placer y el sexo como punto de encuentro para encontrar un sentido a nuestra existencia, el estandarte de una generación, la generación X a la que pertenezco (y aquí no voy a entrar en bromas fáciles).

SONG 5

El placer como puerta al descubrimiento más profundo de lo que hay tras nuestra piel, como en el estupendo episodio que titulé “La extraña cita”, en el post…

SONG 6

El sexo y el placer como maldición, como fuego que nos consume y nos destruye sin piedad, en los jodidos límites de la cordura.

Para estómagos curtidos
SONG 7

Pero también en otras películas (y por supuesto que no me voy a referir a lo más obvio), donde el sexo aparece como el elemento vehícular hacia algo mucho mejor.

Estupenda película perdida en el mar de nimiedades cinematográficas
SONG 8

El placer enfermizo, oscuro y rallando la locura del siempre polémico Polanski.

SONG 9

Todo ha sido un collage un poco extraño, pero desenredaré la madeja. Evidentemente hay mucho de mí en este post, pero como dice el dicho…

…En cuanto a la música, y a lo dispar de la misma, la inspiración viene de aqui…

En el año 2004 el director de cine inglés, Michael Winterbotton estrenó la película “9 Songs”, una historia sobre la relación salvaje entre una pareja joven entre concierto y concierto, llena de placer desinhibido, sin límites, sin ataduras, y con un poso tenue de sentimientos.

No he alterado el orden de los grupos en la película, pero sí las canciones, ya que menos la de Michael Nyman, todas las demás no aparecen en el film, me he tomado la licencia de buscar otras canciones de los grupo que aparecen en la banda sonora. Creo sinceramente que es necesario vivir en esta vida historias así, también nos curten y nos enseñan mucho sobre la naturaleza humana.

Espero no haber caído en la zafiedad, pero el placer sexual forma parte de nosotros, forma parte de la vida. El director tuvo que defender su película en múltiples ocasiones, ya que cuenta con escenas de sexo explícito. La razón para ello se debe a que el director, leyendo la novela Plataform, de Michel Houellebecq, pensó que era «un gran libro, lleno de sexo y volví a preguntarme: ¿Cómo los libros pueden hacer esto y el cine, que está mucho más preparado para ello, no?».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .