Fugacidad (Someone in the crowd)

Nuestra vida está llena de momentos fugaces, de maravillosos, intensos, únicos, e irrepetibles momentos que aparecen y se van con la velocidad de una estrella fugaz. Y al final el único recurso que nos queda para inmortalizarlos es ponerlos por escrito, nuestra memoria es tan frágil como el tiempo que se escurre entre las arenas de un reloj de arena. Caen y ya no volverán nunca jamás, aunque busquemos las mismas situaciones, con las mismas personas, nunca se volverán a repetir, serán otros, hermosos e intensos, pero serán otros distintos.

A día de hoy, con casi 50 años, sólo hay una cosa que me gusta de verdad, y que voy a repetir lo que ya dije en otro post (Diario de un escritor que nunca lo fue, ni nunca lo será). “Pero me quedo con lo que dijo una escritora vocacional sobre algunas personas que escribimos “ …están los que englobaría en el grupo de los escritores sin esperanzaLos que escriben por una necesidad emocional de expresión, porque les sirve de terapia, porque les pone frente a su verdad, a su vida, a sus recuerdos. Estos escriben y escribirán siempre, tengan o no tengan éxito, porque se ha convertido en su forma de vivir, su vocación”.

Sigue leyendo “Fugacidad (Someone in the crowd)”

La "belleza" de la autodestrucción

Janis Joplin

A estas alturas de blog, evidentemente es un tema recurrente. Ha habido muchos artistas que han optado por el camino de la autodestrucción porque, sinceramente, creo que el mecanismo de la creación artística tiene mucho de desequilibrio, porque esos personajes al ser más creativos y sensibles, también pagaban un mayor precio cuando las cuestiones de su vida personal no corrían paralelas a su éxito, y se veían arrastradas por la marea y la vorágine de la autodestrucción.

En este caso sólo me voy a referir a mujeres, ya que en el blog han aparecido muchos hombres (Chet Baker, Antonio Vega, Montgomery Clift), y sólo alguna mujer como Billie Holliday, así que con este post vamos a tratar de equilibrar los términos de la ecuación. Y por supuesto advertir que muy alegre no va a ser, la verdad…

Sigue leyendo “La "belleza" de la autodestrucción”