¿Huir del pasado?

Gracias de corazón Javier por tu comentario al post “La generación perdida” (animo a echarle un vistazo), ya le contesté en su día, pero como me llegó al alma, te voy a responder con un post completo (esto es lo maravilloso de un blog, la interacción, el “intercambio de golpes” de puntos de vista distintos).

Hay fechas que se recuerdan perfectamente por un suceso concreto. Yo recordaré siempre el día en que empecé el instituto, septiembre de 1984, cuando iba en el coche con mi padre, no paraban de hablar en la radio de la muerte del torero Paquirri (si el de la Pantoja, Paquirrin, Carmina Ordoñez, sus hijos, y la madre que los trajo al mundo a todos…), y tampoco se conocía entonces “el virus de la tontería animalista y vegana” (que me perdonen los toros, las terneras, el tofu, el seitán y las berenjenas, pobrecitas ellas). Ese año iba a ser muy especial para mí en muchos sentidos, hice el primer año de instituto en un internado de un colegio Franciscano (para, según mis padres, ver si me iba espabilando un poco). Y vaya que si me espabilé, aquel no fue un año cualquiera, ni era un colegio cualquiera, todas las mañanas nos ponían musica para levantarnos en unos altavoces encima de las puertas de las habitaciones. Pero no era música religiosa ni nada parecido, no, esto es lo que escuché cada día durante todo ese curso escolar….

(1983) Que Dios tenga en su gloria a Carlos Berlanga
(1980) Me deja helado la cantidad de años que han pasado
(1980) Los argentinos más rockeros
(1980) El más grande del clan Flores
(1981) – Allí donde estés Enrique, perdona tío fue una broma
(1981) La estupenda Rubi power argentino
(1982) Inmensos los hermanos Auserón
(1982) alguno desbarrando más de la cuenta
(1982) Eduardo Benavente así no podía terminar bien el pobre
(1982) Leyenda del rock español que siempre ha estado más guapo cantando que hablando
(1982) Lo hacían bien, pero siempre fueron unos moñas
(1983) Incombustibles Ilegales
(1983) El payaso de Almodovar antes de ser Almodovar
(1983) Una leyenda inmortal German Coppini
(1983) Inclasificables
(1984) Para mí el mejor disco en directo de aquella época
(1984) De los más personales
(1984) Maravillosos e ingenuos
(1984) El inefable Manolo Tena
(1984) Power gallego
(1984) Ellos ya se tenían que haber jubilado
(1985) Los más sonados y sin complejos
(1985) El gran Fernando Marquez el zurdo
(1985) Rosendo incombustible
(1985) Los padres de Carolina Durante
(1985) La estupenda y marciana Cristina Lliso
(1986) Más power galego en VO
(1986) estupendos estos gallegos
(1987) También se fue demasiado pronto Tino
(1988) Eterno Antonio
(1988) Granada ya a la cabeza de la vanguardia musical
(1988) De los últimos en llegar
(1988) Grande Coque
Un tributo actual a una época, que para algunos, nunca existió

Pero aquella época también tuvo su “Edad de Oro” (pongo el enlace al primer programa).

Y sobre todo su ejército de frikis que nos marcaron para siempre. Dejo el primer programa de la estupenda “Bola de Cristal”.

Pero a nuestro amigo Javier le parece de risa y traca el post, porque una “ristra de canciones” que justifican, verdad?. Sinceramente, amigo, no has entendido nada. Sabes la imagen que traslucía detrás de la foto de esos “mamarrachos” del principio, pues el final de una dictadura apestosa, y el comienzo dificilísimo de una democracia, que ahora 4 políticos de chufla y pandereta están intentando poner en solfa, los años más duros de la lucha contra ETA, asesinando a inocentes y a niños, la caída del muro del Berlin, la desintegración de la URSS, Chernobyl, el caso de la colza en España, el incio del SIDA, el comienzo de las autonomías en España (y el comienzo de la dictadura del PSOE en Andalucía que hemos padecido más que a Franco), la progresiva consecución de derechos de la mujer tras el franquismo, la aprobación de la ley del divorcio, y de la ley del aborto (que personalmente deploro, se pueden matar fetos humanos, pero no toros), la primera guerra de Irak y la de Afganistan con los rusos, la integración de España en el Mercado Común Europeo, y en la Otan (donde hoy digo digo, mañana digo Diego)…..Ya ves somos una generación de instrascendentes y mamarrachos…Miraos vosotros al espejo a ver de donde viene lo que veis? Es que yo estoy muy cegado por mis tonterías y mis paranoias. ¿A tí todo eso te lo han contado o lo has vivido?

Lo siento pero yo, y muchos otros no renunciaremos nunca a lo que fuimos, a lo que somos.

7 Replies to “¿Huir del pasado?”

  1. ¿Y a esto le llamas tú respuesta? ¿Condensar una ristra de canciones le llamas tú respuesta? Espero que te hagas entender mejor en el mundo real porque lo que es en este…
    Me quieres decir que una generación puede justificar su ser por lo que esccuha de música. Bueno por una parte de la música de enotnces
    Es lo más curioso –por no decir otra cosa– que he oido de alguien que dice saber algo de sicología.
    Haztello ver. Piensa que analizas el todo por lo que tú experimentas, y así no se puede sacar conclusiones generales. Es válido para tí y para ir a la vuelta de la esquina.
    Yo te animaría a que salieras de este blog y miraras al mundo con otros ojos.

    Me gusta

  2. Entonces entiendo que tú crees que todos los chicos y chicas que escuchaban esta música, teniendo en cuenta la letra o sólo por la música en sí, tenían presente todos los acontecimientos histórico-sociales que has ido perfectamente enumerando. ¿Sí? cuando salían de marcha o “se ponían hasta el culo” pensanban que vivían por ese momento trascendental.

    Estoy seguro de que tú sí, y muchas de las personas de tu entorno porque lo defiendes con la vehemencia de una herida casi abierta. Pero si te has movido y vivido durante esos años, no creo que la gente estuviera en ello. Más bien unos adormilados por el calor del aparente bienestar y otros bien resguardados por las dádivas del poder.

    Yo también fui consciente de todas esas cuestiones de la Historia de España, ero creo que tienes demasiada fe en la inmensa mayoría.

    Y sí, soy un ckac, gracias por adularme. No quisiera ser como esos de los cuadritos que pulsan a un botoncito sin más.

    Me gusta

    1. Por supuesto que no, y cada cosa que hacíamos no implicaba que llevaramos en mente lo que pasaba, pero todas las expresiones culturales en un momento determinado de la historia son reflejo de las circunstancias previas y las coetáneas. La movida supuso una explosión a los años de telarañas y rencor, y por eso tuvo tanta importancia. En el mundo también estaban pasando muchas cosas, y algunas como el SIDA, si mediatizaban, y mucho, la actitud de la gente, sobre todo en relaciones sexuales y personales (ahí cayeron Rod Hudson, Fredie Mercury, Anthony Perkins, Foucolt, Nureyev, Brad Davis, Liberace,etc) Y este no era un tema para tomárselo a broma.

      Me gusta

  3. Nada dices, sin embargo, de los post en los que nada te he comentado, ¿No has pensado en que de ellos puedo pensar que son exepcionales?

    No has reparado sino en los que te doy mi partcular opinión y no donde me callo porque no hay nada que objetar. Curiosa actitud.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .