Olvida que has dado para recordar lo recibido

Aplausos Aplauso Aplaudir Aplaudiendo Aplaudirse Palmotear Batirpalmas Palmada GIF - Batman Joker Heathledger GIFs

Reconozco abrumado que este post nunca jamás se me había ocurrido que fuera a ser publicado. Sinceramente, estoy sobrepasado, y no sé ni tan siquiera por donde empezar. Bueno sí lo sé, GRACIAS DE CORAZÓN. Gracias a todos los que estáis al otro lado, escribir este blog es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo, y por eso os voy a regalar un trozo de mí alma desgarrada y solitaria (pero aviso que este post va a ser largo).

Tengo la enorme suerte de que trabajo desde casa, en un despacho profesional, y a la vez hago de padre a tiempo parcial (dos hijos estupendos que pasan conmigo semanas alternas). Estoy pasando por el amargo trago de una separación, y sí, la depresión entró en mi vida hace unos meses. Yo ya tenía un pequeño blog profesional que abrí hace unos años, al que no le prestaba demasiada atención, y un día trabajando aburrido me dije “voy a hacer un blog sobre todo lo que me bulle en la cabeza”, sin ninguna pretensión, la verdad. Y aquí estamos un mes después. Y digo estamos porque no estoy yo sólo, hay gente que me lee, que gasta minutos de su valioso tiempo en leer lo que un “trastornado” escribe desde un rincón de internet.

Primer regalo.

La estupenda Esmeralda Escalante lo explica maravillosamente. La esencia de las cosas es lo más importante, lo que te hace evocar algo, lo que hace que nos dejemos llevar a revivir lo que está dentro de nosotros y creíamos perdido, pero que con una maravillosa canción podemos disfrutar otra vez, eso es también el Saudade.

Realmente sí pretendía algo con este blog, quería reconstruir Mi palacio de la memoria. Todo aquello que tengo dentro de mí y me ayuda a sobrellevar la vida que nos ha tocado vivir, aquella que se va construyendo con las decisiones que vamos tomando. No creo que seamos marionetas del destino, hay una parte en nuestra vida de azar, pero en la inmensa mayoría de las situaciones, lo que vivimos son las consecuencias de lo que hacemos, pero que muchas veces no somos conscientes de ello. Es como cuando estamos en el borde de un lago y lanzamos una piedra al centro del mismo, las ondas que se generan no sabemos hasta donde van a llegar, y las consecuencias que van a tener.

Pero este ejercicio también es una constatación para mí de lo que decía un proverbio hindú “la vejez comienza cuando los recuerdos son más fuertes que la esperanza”. Llegando casi a los 50 comienzo a sentirme viejo, porque mi palacio de la memoria está lleno a rebosar, y he decidido instalarme en él, ya no tengo muchas esperanzas en el mañana. Pero cambio de tema, me estoy poniendo demasiado trascendente, y hay que saber reirse de las cosas que nos pasan.

Segundo regalo

Reconozco que el Kanka sí le encanta a mis hijos, que ya van teniendo su criterio musical, y en esta canción está acompañado por la estupenda Carmen Bouza.

Hagas lo que hagas, que sea sincero….no te me disfraces para la ocasión”. Esa es la clave para todo lo que hagamos en esta vida, ser nosotros mismos, sin postureos, sin acumular likes para ver quien es más popular, haz las cosas con sencillez, le guste a quien le guste. Eso es lo que pretendía con este blog.

A veces puedo pecar de vanidoso o de pedante (reconozco que no soporto a Borges, uno de los escritores más cultos que han existido, pero cada linea que escribía era casi para demostrar a los demás lo muchísimo que sabía él, y lo poco que sabían los demás). No es eso lo que busco con este blog, soy una persona extremadamente curiosa, y voy cogiendo por ahí todo lo que me llena, lo que me dice algo, lo que puedo encajar en mi vida como la pieza de un puzle.

Sí es cierto que el nombre del blog es una declaración de intenciones, y mi descripción de autor. El ser capaz de vivir en soledad, con todo el bagaje que podemos acumular, con todo aquello que da sentido a nuestra vida, divertimento pero con un poso del que podamos extraer algo. Pero sí es cierto que casi todas las entradas tienen un hilo conductor, la de historias que hablan de soledad, de búsqueda interior, de desazón, de un sentido a nuestra frágil vida. Ya sea en un bosque perdido de Estados Unidos, en el Londres actual, en la Europa de los años 50 y 60, en los Ángeles, en Nueva York, en Bristol, en Madrid….Son historias que reflejan lo que llevo dentro de mí, sentimientos universales, ni mejores ni peores que los de otros.

Tercer regalo

El estupendo Kiko Veneno y Kevin Johansen, una historia agridulce de perdida con mucha ironía y retranca. Lo que sí he aprendido hasta aquí es que el humor no hay que perderlo nunca, empezando por reírse de las cosas que nos pasan a nosotros mismos, para quitarle dramatismo (el Hugh Heffner aragonés, son la hostia).

Soy una persona profundamente contradictoria. Renegaba de tener hijos cuando era un joven estúpido, y tengo los dos hijos mejores del mundo. Doy un aspecto de llevar cabreado toda mi vida (eso dicen mis hijos), pero tengo mucha retranca y un humor bastante negro, y me encantar reirme de mí mismo. Soy un solitario irredento, pero abro un blog en internet y expongo todo aquello de mi vida más íntimo.

No he escogido al Joker por azar. En el nuevo trailer de la nueva película pendiente de estreno sobre el personaje, el estupendo (y muy trastornado) Joaquim Phoenix lo explica perfectamente.

Había una antigua historia (que no sé si es cierta o no) sobre el príncipe que encargó el Taj Mahal. “Cuentan que un antiguo príncipe perdió a su esposa que era lo que más amaba en el mundo. Profundamente apenado, le encargó al mejor arquitecto del reino un palacio que conmemorara la muerte de su esposa. Pasó el tiempo y el arquitecto llamó al principe para que viera el edificio que había construido. El príncipe se fue silencioso, y dio orden de matar a la esposa del arquitecto. Terriblemente dolido el arquitecto fue a ver al principe y le preguntó porqué había matado a su esposa. El principe le contestó – ahora sabes lo que yo siento -. El arquitecto se fue y construyó una maravilla que recordó al mundo entero el dolor de la pérdida.”

Sólo podemos hablar con propiedad de aquello que sentimos en lo más profundo de nuestra alma. Cuando se habla de oídas, o porque es lo que creemos que les gusta a los demás se nota mucho, no llega, no deja poso. Sólo hablo de lo que ha merecido tener una habitación en mi palacio de la memoria. Adelanto que mi palacio de la memoria tendrá 365 habitaciones, y luego se cerrará para siempre. En silencio, como empezó.

Cuarto regalo.

Todo esto que amuebla mi palacio es lo “mejor que hay en mí”.

No podía pensar que lo que yo cuento pudiera interesar a alguien más que a mí, lo digo de corazón, no me creo mejor que nadie, y soy profundamente débil e inseguro, no pretendo enseñar nada. Pero me siento enormemente agradecido de que tan sólo una persona haya pulsado el ratón sobre mi blog.

P.D. Para aquel que sólo piense que me gusta la música extranjera, lo incluido en este post creo que no cuadra muy bien con esa idea (salvo Ainda Dúo, el resto son españoles)…

2 Replies to “Olvida que has dado para recordar lo recibido”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.