El manantial (o la soledad del creador)

Trascribo a continuación un extracto del alegato final del protagonista de esta novela de Ayn Rand, enormemente expresivo y no merece comentario alguno:

“…Ese hombre, rebelde e iniciador, está en el primer capítulo de cada leyenda que la humanidad ha realizado desde sus principios…A través de los siglos ha habido hombres que han dado pasos en caminos nuevos sin más armas que su propia visión…Los grandes creadores, los pensadores, los artistas, los hombres de ciencia, los inventores han estado sólos contra los hombres de su época....Ningún creador ha sido impulsado por el deseo de servir a sus hermanos, porque sus hermanos rechazaban el don que les ofrecía y ese don destruía la rutina perezosa de sus vidas. Su verdad fue el único móvi. Su propia verdad y su propio trabajo para realizarlo a su modo…Su visión, su fuerza su valor, procedían de su propio espíritu. El espíritu del hombre es, sin embargo, su propio ser…Los creadores no eran altruistas. Era el secreto total de su poder, la propia seguridad, el propio motivo, su propio engendro. La causa primera, la fuente de energía, la fuerza vital, el Primer Motor. El creador no sirve a nada ni a nadie. Vive para sí mismo…Desde la necesidad más simple hasta la abstracción religiosa más alta, desde la rueda hasta el rascacielos, todo lo que somos y todo lo que tenemos procede de un sólo atributo del hombre: la función de su mente. Pero la mente es un atributo del individuo. No existe una cosa tal como un cerebro colectivo. No hay una cosa tal como el pensamiento colectivo…El acto primario, el proceso de la razón debe ser ejecutado por cada hombre sólo…Esta facultad creadora no se puede dar o recibir, participar o conceder en préstamo. Pertenece al hombre sólo, al individuo. Lo que él crea es propiedad de su creador…La necesidad básica del creador es la independencia…Para un creador todas las relaciones con los hombres son secundarias…Ningún hombre puede vivir para los otros. No puede compartir su espíritu como no puede compartir su cuerpo…El hombre que intenta vivir para los demás es un dependiente…Lo que más se aproxima a ello en la realidad – el hombre que vive para servir a los otros- es el esclavo. Si la esclavitud es físicamente repulsiva, ¿cuánto más repulsivo no será el concepto de la servidumbre del espíritu?…Un creador no tiene interés en la enfermedad, sino en la vida…A los hombres se les ha enseñado que estar de acuerdo con los otros es una virtud. Mas el creador es un hombre que disiente. A los hombres se les ha enseñado que nadar con la corriente es una virtud. Pero el creador es el hombre que nada contra la corriente. Pero el creador es el hombre que está sólo…Todo lo que procede de la dependencia de unos respecto de a los otros es malo. Es el egoísta, en sentido absoluto, el hombre que se sacrifica por los demás. Es el hombre que no tiene necesidad de depender de los demás. No obra por medio de ellos…La independencia es la regla para medir la virtud y el valor humanos. Lo que el hombre es y hace de sí mismo y no lo que haya o no hecho por intermedio de otros…El primer derecho que se tiene en el mundo es el derecho al yo. El primer deber del hombre lo tiene consigo mismo. Su ley moral no consiste en colocar su fin principal en los demás. Un hombre piensa y trabaja sólo…La integridad del trabajo creador de un hombre tiene mayor importancia que cualquier esfuerzo caritativo. Aquellos de ustedes que no comprendan esto, forman parte de los hombres que están destruyendo el mundo…

“…Después ya no hubo nada más que el océano, el cielo y la figura de Howard Roark…”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .